Cuando lo remoto acaba siendo real

El fútbol no entiende de justicia ni de lógica. Grecia lo demostró en 2004 en la Eurocopa de Portugal cuando, ante todo pronóstico, cantó las ‘cuarenta’ en Lisboa y se llevó la Euro de Figo, Ronaldo y compañía. Ha pasado, desde entonces, doce años y los portugueses han estado ahí (2004 subcampeones, 2008 cuartos de final, 2012 semifinalistas), luchando entre viento y marea, buscando un estilo que nunca llegó y una generación de jugadores que parecía condenada al fracaso […] Continúa leyendo Cuando lo remoto acaba siendo real