julen

La decisión de Julen

El tren del Real Madrid igual solo pasa una vez, salvo que te llames Mourinho, Wenger o Ancelotti, que pasó en más de una ocasión, aceptando (o no) en el momento oportuno. El ex del Arsenal jamás se sentó en el banquillo blanco, pero el portugués lo hizo durante tres campañas (2010 – 2013) y el italiano durante dos (2013 – 2015).

José Mourinho rechazó al Madrid estando en el Chelsea y luego en el paro, donde esperó hasta el último momento una oferta del Barcelona que nunca llegó a concretarse oficialmente. El portugués aseguró no hace mucho que algún día explicará los motivos por los que nunca se sentó en el banquillo culé en 2008.

Mientras tanto, Carletto aceptó la oferta blanca en 2013, siete años después de que el Madrid pensará en él, antes que en Capello, para acabar con la hegemonía que el Barcelona de Ronaldinho había impuesto en el mundo del fútbol.

Mourinho y Ancelotti son dos claros ejemplos que el tren del Real Madrid puede pasar en más de una ocasión, y aunque nunca se sabe cuándo es o no el momento adecuado, las formas para llegar al banco también cuentan. Lopetegui, sin embargo, no tuvo en cuenta esto último y se lanzó al tren sin pensar en las consecuencias que podría acarrear hacerlo a sólo tres días de empezar un Mundial.

Rubiales, que ya tuvo una buena decisión no hace mucho con el cambio de formato en la Copa del Rey, cesó sin piedad al entrenador, asegurando que las formas no habían sido las correctas. Que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol se entere solo cinco minutos antes de una nota de prensa, es que algo no se está haciendo correctamente.

Julen sabía que ir por detrás no era lo ideal, aun así lo hizo. El Madrid tiene parte de culpa, ya que no se puede entender como un equipo que ha ganado tres Copas de Europas seguidas y que tiene a prácticamente toda las plantilla concentrada en Rusia con sus respectivas selecciones, tenga tanta prisa en nombrar un nuevo entrenador. A pesar de todo, el gran responsable de este ridículo es Lopetegui.

La decisión de Julen ha dejado al grupo tocado y cojo, con Fernando Hierro como nuevo jefe de una nave que parecía capaz de todo hasta hace solo una semana y que ahora parece estar más cerca del fracaso. Si la segunda estrella ya era complicada con Julen al mando, debido al gran potencial de las otras selecciones, tras todo lo ocurrido parece una misión casi imposible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s