El placer de sentir que todo sale bien

Hace apenas un mes el Camp Nou era un funeral. El Madrid había conquistado la plaza sagrada de los culés y el público la tomaba con Bartomeu, culpable número 1, según éstos, de la marcha de Neymar al PSG. Sin el brasileño y sin fichajes de renombre, el Barcelona ni siquiera pudo competir ante un Madrid que le bastó con dos zarpazos para levantar otro título.

Sin embargo, la historia es bien distinta un mes y medio después. El Barcelona yace en el primer puesto de la tabla de la Liga y su victoria convincente ante la Juventus de Turín en el Camp Nou en el primer partido serio de Champions League denota un cambio radical en un equipo que hace menos de dos meses estaba roto en dos por la marcha de una de sus máximas figuras.

Y es que el Barcelona ya no echa de menos a Neymar. Valverde apuesta por un XI sin extremo izquierdo, con un 4-2-3-1 que a veces es un 4-3-3 y otras veces es un 4-4-2, unas variantes imposibles con el brasileño, posibles sin el discutido nuevo crack del PSG.

Con Messi como máxima figura y Suárez de referencia, el Barça de Valverde ha vuelto a recuperar la estabilidad y la sonrisa, así como el medio campo, perdido en la época de Luis Enrique, adherido a la MSN desde enero de 2015. El tridente registró datos históricos en tres temporadas, inalcanzables para otros tantos tridentes conformados por grandísimos jugadores, pero vio como el plan perdía fuelle cuando estos no estaban al 100%.

Iniesta, Rakitic y Busquets, el mismo mediocampo de las últimas tres temporadas, fue discutido en muchos compases de la temporada pasada. No obstante, este comienzo de campaña está siendo bien distinto, donde los tres, además de Denis, Roberto y Paulinho, están teniendo un gran protagonismo en el juego de Valverde, tan necesitado del mediocampo como ellos (los mediocampistas) de un estilo como el que marca el ex del Bilbao.

La defensa responde, al igual que Ter Stegen y los nuevos como Semedo, Paulinho y Delofeu, actores secundarios, tan eficaces como los principales. Dembelé, el gran fichaje de la temporada, se empezará a valorar a partir de su recuperación, una jodida y mala noticia entre tantas buenas que circulan por el coliseo azulgrana.

El placer de sentir que todo sale bien en Can Barça se refleja incluso en la ‘cara triste’ de Valverde. Aun así, el ex entrenador del Athletic sabe que hay que ser cautos, que la temporada acaba de empezar y queda un camino muy largo lleno de minas. El objetivo no es otro que seguir ganando y reconquistar una Liga que tanta ilusión hace en un equipo criticado hasta la saciedad hace simplemente un mes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s