La importancia de Van Gaal al fútbol

Louis Van Gaal (1951) pone punto y final a una carrera meteórica a los 65 años después de tres décadas de libreta, ruedas de prensa entretenidas y momentos históricos en el césped. El holandés fue el máximo culpable del último gran Ajax que el espectador recuerda y firmó un doblete histórico con el Barcelona en momentos complejos en la casa culé, sobre todo por la salida traumática de Johan Cruyff dos años antes (1996) y la escapada del entonces mejor jugador del mundo, Ronaldo Nazario.

Sería injusto recordar a Van Gaal solo por sus fracasos, que los tuvo: no clasificó a Países Bajos a la Copa del Mundo de 2002 disputado en Corea y Japón; fue cesado por Joan Gaspart en su segunda etapa con el Barcelona, en Alemania, también en su segunda etapa con el Bayern, y en Inglaterra tras dos años sin pena ni gloria en el Manchester United.

Es injusto porque el técnico holandés ha sido capaz de llevar a un Bayern venido a menos a la gran final de la Liga de Campeones en 2010. El equipo muniqués volvió a alcanzar la finalísima europea de la mano de Van Gaal, además de ganar la Bundesliga y la DFB-Pokal.

Su mayor éxito fue cosechado con el Ajax de Ámsterdam, tras ganar la Copa de Europa de 1995 al Milán por 1-0. El gol fue anotado por un jovencísimo Patrick Kluivert, entonces una promesa mundial que apuntaba muy alto y que tres años después se convertiría en el ‘9’ del Barcelona. El Ajax de Van Gaal era un señor equipo, formado por jugadores de la talla de Edgar Davids, Clarence Seedorf, Marc Overmars, Jari Litmanen, Frank Rijkaard, Finidi George, Edwin Van der Saar, Ronald y Frank De Boer, Nwankwo Kanu o el nombrado Patrick Kluivert.

Con el equipo tulipán ganó tres Eredivisies seguidas (94, 95 y 96), una Copa de los Países Bajos, una Copa de la UEFA (92) y la ya citada Liga de Campeones (95), entre otros más. Además, alcanzó de nuevo la final del máximo trofeo europeo en el año 96, pero esta vez no pudo hacer nada para doblegar a la Juventus de Turín en la tanda de penaltis, considerado entonces el mejor equipo del momento.

El juego desplegado por los holandeses en una época donde el fútbol italiano reinaba, fue su mayor aportación al fútbol. El 3-4-3 impuesto por el holandés maravilló al aficionado y a los directivos culé que acabaron fichando al entrenador de moda entonces. En 1997 llegó Van Gaal al Camp Nou y con él llegaron una gran plaga de holandeses, no exento de polémica.

1997-1998-md_54371600747_54115221152_960_640
FOTO: Mundo Deportivo

En su primera etapa en España ganó cuatro títulos (2 Ligas, 1 Copa del Rey y 1 Supercopa de Europa) en tres años, pero le faltó la Champions para coronarse. Ejerció de mentor de Mourinho, que se quedó como segundo del holandés. Además, entrenó a jugadores que han sido determinantes en el Barcelona actual como son Pep Guardiola y Luis Enrique Martínez.

Chocó con los cracks, tanto en su primer como en su segundo ciclo en Barcelona. No se llevó nunca bien con Rivaldo, pese a ser el mejor jugador del mundo en aquellos años. Tampoco se llevó muy bien con los brasileños de la plantilla como Giovanni da Silva y Sonny Anderson, respectivamente. Su carácter y su ideario cuadriculado chocaban con los jugadores menos tácticos y eso fue un hándicap en muchos momentos de su carrera.

Tras una temporada en blanco, acabó yéndose del Barcelona (2000) para volver dos años después para intentar poner rumbo a un equipo que había perdido hasta su identidad. Duró seis meses pero entre su primera y su segunda etapa Van Gaal fue de gran importancia para el Barcelona, ya que hizo debutar a jugadores como Xavi, Puyol, Valdés e Iniesta, respectivamente. Jugadores que a la postre se consagraron en el club catalán y que junto a Messi (debutó con Rijkaard, ex pupilo de Van Gaal en el Ajax), se convirtieron en la columna vertebral del Barcelona los años siguientes.

1427641394499
FOTO: Sport

A algunos le puede sonar a chiste el nombre de Van Gaal, aquellos que solo han tenido la mala suerte de ver sus últimos años como entrenador (ojo, que con la selección holandesa quedó 3º en el último mundial, eliminando a España en la fase de grupos y metiéndole tres a Brasil en el partido de consolación), pero su importancia al fútbol es total. Sin él, quizás el Barcelona (por los jugadores que sacó) de los años exitosos nunca hubiera sido posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s