Un escuadrón muy ‘suicida’

*** Spoilers***

La idea de incluir en dos horas de metraje a todos los villanos era una misión bastante ‘suicida’ pero Warner y DC Films se empeñaron que era el momento de dar a conocer a una serie de personajes de DC Comics en una misma película, aunque eso pudiese generar una extraña dicotomía: éxito en taquilla pero crítica asegurada.

Poco se sabía de Harley Quinn durante todo este tiempo salvo que era la novia del Joker y que lo protagonizaba Margot Robbie (Focus). También se desconocía de Deadshot pese a ser un asesino a sueldo y enemigo de Batman en Gotham City. El papel de Smith es tan bueno como el de Margot, algo que era de esperar. Debido a ello, ambos se han asegurado nuevos papeles dando vida a dichos personajes.

De Deadshot ya se rumorea que su aparición en The Batman, la nueva película del ‘Caballero Oscuro’ que será protagonizada, dirigida y escrita por Ben Affleck, está concretada. Su personaje ha calado y es posiblemente —junto a Harley— el verdadero protagonista de ‘Escuadrón Suicida’. Mientras tanto, Margot Robbie volverá a dar vida a Harley Quinn en la precuela de Squad Suicide.

Sin embargo, el éxito o fracaso de un film no se puede medir solo por dos personajes y menos en el metraje de David Ayer, ya que si algo sobra son personajes. Pese a ello, la inclusión de Batman en el filme es necesaria para saber el camino que va a seguir el mundo de DC Comics próximamente. Con la Liga de la Justicia a la vuelta de la esquina, el film de Ayer aclara la conexión entre Suicide Squad y Batman v Superman, además de la ya nombrada Justice League: part I (2017).

El plano fílmico es bueno: introducción concisa y acción constante. En referencia a la trama se echa de menos un malo de verdad, aquel malo que deje entrever que algo verdaderamente terrorífico está sucediendo en la ciudad. Eso no ocurre en Suicide Squad ya que los malos son los héroes y los héroes, que son los malos, tienen que luchar con ese malo soso que es un ente sobrenatural que ha surgido por un error de bulto de la agencia secreta A.R.G.U.S. de los Estados Unidos. ¡Para cagarse!

Como no hay malo de verdad, el director y guionista introduce al Joker en el filme para dar vidilla a una película donde las escenas de Jared Leto se quedaron en postproducción. David Ayer hizo creer al espectador que el Joker era la guinda a su proyecto suicida, pero dejó a todos con la miel en los labios en este primer intento de hacer olvidar a Ledger.

Pese a ello, los escasos diez minutos de Leto en pantalla merecen la pena. Su aparición en la película de Harley Quinn y la posible inclusión en The Batman, presagian buenos momentos para DC Films. Del Joker de Leto depende mucho el éxito (o fracaso) de Warner y DC Films en futuros metrajes y más tras la publicidad engañosa realizada con ‘Escuadrón Suicida’ y el descontento de numerosos fans.

Anuncios

Un comentario en “Un escuadrón muy ‘suicida’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s