El reto más difícil de Pep

Los seres humanos más exigentes se imponen a lo largo de sus vidas una serie de retos, que en ocasiones son imposibles de superar o solo están al alcance de los verdaderos genios. El fútbol es un deporte de retos, muy ambicioso y diferente a muchos otros deportes existentes por lo que llega a transmitir.  Además, la naturaleza, a lo largo de los años, ha generado en el ser humano un gen competitivo que no todos lo sacan a relucir, al menos en el mundo del fútbol.

En 100 años de fútbol contemporáneo han pasado muchos jugadores de una calidad terrible pero sin estar acorde a sus ganas de ganar todo lo posible en el mundo del fútbol. George Best fue un fuera de serie pero jamás se privó de una vida privada tormentosa. El ex jugador del Manchester United dejó algunas perlas para el recuerdo entre la que destaca su frase más mítica: “Gasté mucho dinero en coches, mujeres y alcohol. El resto lo malgasté”.

Sin embargo, hay otros (jugadores) que son competidores voraces. Pep Guardiola lo fue como jugador tanto en el Barcelona como en los otros equipos en los que estuvo. Lo fue en la Selección Española siempre que fue convocado, pese a sus declaraciones independentistas. Y lo es, sin ninguna duda, como entrenador.

Su misión más complicada en 2007 fue la de ascender a un desahuciado Barcelona B y lo consiguió. Puso al Barcelona en el pico más alto de Europa después de que Rijkaard lo dejara en tierra de nadie tras dos desastrosas temporadas. Su misión en Múnich era la de volver a ganar la Copa de Europa, misión que no pudo cumplir por culpa de los equipos españoles (Madrid, Barcelona y Atlético).

En el club bávaro el fútbol, en algunos momentos, llegó a ser injusto con Pep. Ganó las tres ligas que disputó, pero el escalón de las semifinales europeas no lo sobrepasó en ninguna de las tres temporadas que estuvo en el club alemán. Heynckes puso el listón demasiado alto con un triplete el año antes de la llegada de Pep.

El Bayern que en 60 años de historia de la Liga de Campeones ha ganado cinco Copas de Europa y tres fueron seguidas en los años 70, de golpe y porrazo exigía a Guardiola a ganar todos los años la Copa de Europa, con lo difícil que es simplemente plantarse en unas semis. Algo injusto, pero obvio cuando aterrizas con la etiqueta de mejor entrenador del mundo.

Tras tres temporadas de éxitos y fracasos en Alemania, Pep viaja hasta Inglaterra para empezar a escribir una historia con el equipo de la ciudad de Manchester (Manchester City). El reto más difícil de Pep comienza este mes de julio y su idea empieza a cobrar vida en un equipo escaso de historia e identidad, pero con mucho dinero.

“El reto más importante es jugar bien, luego intentar ganar partidos”, dicha frase fue su carta de presentación con los citizen, en la que no faltó la típica pregunta comprometida relacionada con Messi: “No es mal jugador (risas), pero Messi tiene que quedarse en Barcelona para el resto de su carrera”, apostilló el catalán.   

Guardiola aseguró además que “estoy aquí para cumplir un reto”, un reto complicadísimo, quizás el más difícil de su carrera. Hacer jugar a un equipo que no juega nada, ganar en la liga más competitiva del mundo y hacerlo campeón de Europa a corto plazo son unos objetivos que solo se le puede exigir al mejor, en este caso, a Pep Guardiola.

Anuncios

Un comentario en “El reto más difícil de Pep

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s