FC Barcelona: La historia de un doblete

Cuando esta generación de futbolistas no esté se valorará aún más si cabe el mérito que tiene ganar un doblete. Ganar la liga un año sí y otro también, tiene un mérito de cojo… si a eso se le suma la capacidad de un equipo de conseguir cuatro de las últimas ocho Copas del Rey, además de acceder a dos finales más (2011 y 2014), apaga y vámonos.

El Barcelona de Luis Enrique ha conseguido lo que no se hacía desde las temporadas 1951-52 y 1952-1953. Aquella plantilla se le conoció a posteriori como el Barça de las ‘Cinc Copes’ y el entrenador era Fernando Daucik. 63 años después de la hazaña del equipo de Daucik, el entrenador asturiano lo consigue con su equipazo.

A este Barcelona se le conocerá, sobretodo, por el Barça de la MSN, pero también se le conocerá por el Barça de Piqué, Mascherano, Dani Alves, Iniesta, Busquets, Alba, etc. Una panda de futbolistas que no se cansan de ganar. Ante el Sevilla el central catalán tuvo que hacer de Piqué y de su socio Mascherano. El argentino fue sobrepasado por Gameiro y no le quedó más remedio que agarrarlo. La expulsión fue tan clara que el central no rechisto al árbitro en ningún momento. Lo curioso es que de las tres expulsiones azulgranas esta temporada dos tengan el sello de Del Cerro Grande.

Otro destacado de la final fue Andrés Iniesta. El manchego universal jugó uno de los mejores partidos que se le recuerda con la camiseta azulgrana. Lideró al equipo de Luis Enrique en todo momento, tanto en los momentos complicados cuando el Barcelona estaba con diez, como cuando el Sevilla se quedó con uno menos y los azulgranas dieron un paso hacia delante en busca del título.

El Barcelona, mermado 60 minutos tras la expulsión de Mascherano, aguantó el tirón y logró llegar vivo a la prórroga. La expulsión de Banega en el minuto 91 de partido equilibró la balanza y los de Luis Enrique lo aprovecharon. Messi, más pragmático que nunca, se puso el disfraz de asistente para inventarse las dos asistencias de la noche. Primero fue a Jordi Alba, héroe inesperado de la noche. El catalán aprovechó la magnífica asistencia del argentino para batir a Rico y poner la directa hacia el título.

Los azulgranas ya estaban en el contexto que ansiaban: con los mismos hombres sobre el campo y por delante. Pese a ello, faltaba la guinda para cerrar la final. Esa guinda llegó cuando, de nuevo, Leo Messi agarró la pelota en el borde del área e introdujo un pase sutil entre la defensa sevillista para que Neymar —espectacular segunda parte del brasileño— cerrara la final.

El gol del brasileño cerraba una temporada larga pero excelente, que empezó titubeante, se instaló posteriormente en Disneyland debido a los numerosos récords que el conjunto culé empezó a conseguir y acabó con el ‘mono de trabajo’ para lograr un doblete histórico. Un doblete que tiene el sello de Luis Enrique, de Messi, de Neymar, de Suárez, desaparecido en la noche de ayer por una lesión al principio de la segunda parte, de Piqué, de Iniesta, de la afición.

En definitiva, la historia de un doblete histórico al que se le tiene que sumar los títulos ya conseguidos a principios de temporada: Supercopa de Europa, ante el Sevilla FC (5-4) y el Mundial de Clubes, ante River Plate (3-0).

Anuncios

Un comentario en “FC Barcelona: La historia de un doblete

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s