Piratear o pagar, el dilema de muchos españoles

El hecho de bajarse una película por cualquier página web es tan fácil como encender el ordenador, acceder a Internet, buscar la película que uno quiere ver y descargarla por algún programa. Asimismo el usuario tiene la opción de verla online, como es el caso de la web pordede. Una acción bastante habitual por muchos españoles, acostumbrados durante años en poder bajarse todo lo que necesitan, pensando que todo es posible conseguirlo gratis.

¿Para qué voy a pagar por Netflix si puedo bajarme las series por cualquier página web? Es una pregunta que cualquier persona, que no concibe pagar por contenido en streaming, se puede hacer en cualquier momento de su vida.

La cultura está muy dañada en España, pero no nos engañemos, no solo es por la piratería feroz existente, sino también son los altos precios impuestos a los discos de música, las películas o a los libros, que impiden que todos los españoles puedan acceder a la cultura de manera legal.

Si es cierto que los cines están poniendo mucho de su parte, con ofertas de todo tipo, para atraer a muchas más personas a las salas. Pero salvo ofertas puntuales, la realidad es que los precios son caros. No todo el mundo tiene la posibilidad de gastarse en una película 6€ un simple martes o 10€ un viernes. Además que la inmensa mayoría prioriza cualquier otro plan a gastarse unos 8€ (o más) en el cine un día del fin de semana.

¿La solución a los problemas?

La fiesta del cine expone, con datos en la mano, que cada vez que se da lugar la gente responde en masa. Y es que no es que la gente quiera consumir la piratería por gusto sino que los precios no son afines a todos los bolsillos. De ahí, que muchos prefieran esperar a que la película esté en buena calidad por Internet, bajarla y verla gratis en el Smart TV de su casa.

Pagar hoy día por un contenido, viendo la facilidad con la que se piratea, es complicado y eso genera un dilema difícilmente de solucionar, pese a la famosa Ley Mordaza que entró en vigor el pasado año. Cualquier persona amante de la lectura, por ejemplo no puede permitirse comprar los altos precios de muchos libros y acuden a las páginas web para pillar el gratuito y leerlo en el eBook.

Viendo la situación actual, las plataformas como Yomvi, Netflix o Spotify son una bendición para cualquier persona que prefiera no piratear y pagar poco por ver series/películas o escuchar música. Por ejemplo, la plataforma Netflix ofrece tres cuentas diferentes a los usuarios: básica, intermedia y avanzada. La cuenta intermedia sale por 9,99€ al mes y da la opción de que sea compartida a la misma vez. Por lo que dos personas, por el placentero precio de 5€, pueden disfrutar legalmente de una amplia lista de películas y series.

Estas plataformas, con precios cómodos, sí acaban con la piratería y ponen en entredicho si es necesario piratear o no para consumir cultura. La subida de impuestos y las nuevas leyes, lo único que generan es el efecto contrario en una sociedad que poco cree en políticos de poca monta y en leyes innecesarias.

Noruega combatió la piratea sin leyes ni restricciones entre 2009 y 2014. España debería de preguntarse qué falla aquí para que haya tanta piratería en el sector cultural y dejarse de tantas leyes, censuras y demás historias que no llegan a ningún puerto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s