La influencia de las Redes Sociales

Reportaje multimedia sobre la influencia de las Redes Sociales

Por Ángel Martínez | @ajmm88

La eclosión de las Redes Sociales en los últimos años han propiciado una  serie de cambios de hábitos en la sociedad. Cada vez es más habitual leer las noticias por el smartphone, discutir por Twitter o sustituir las llamadas telefónicas por varios mensajes de WhatsApp.

Foto_01

La Tierra reflejada como si fuera un gran globo lleno de redes sociales / FOTO: Con licencia CCO dominio público 

Los actuales nativos digitales, que prácticamente han nacido con un ordenador en sus hogares y que actualmente dependen en exceso del smartphone como concepto de vida,  desconocen, a su vez, el cambio que supuso la eclosión de Internet en la década de los 90 del siglo XX y ese paso de la web 1.0 a la web 2.0 actual en la que nos encontramos sumergidos. Aquellos que nacieron en la década de los 80 o años antes, y que presenciaron la evolución del ordenador, de la informática y, a lo sumo, de Internet, saben minuciosamente que las actuales redes sociales son solo una mera copia avanzada de otras herramientas existentes que vieron la luz años antes.

No obstante, las redes sociales han propiciado una serie de cambios de hábitos en los usuarios. Entre esos cambios, habría que destacar la posibilidad de conversación en tiempo real entre distintos usuarios que están en diferentes puntos de planeta y que solamente registrándose en dichas redes sociales es posible mantener una interacción simultánea. Aunque esa posibilidad ya existía con otra herramienta, de la cual se hablará a continuación. Esa herramienta es conocida por los usuarios en la red como Chat, aunque el nombre completo del término mencionado es Internet Relay Chat de las siglas IRC. Según publica Leandro Alegsa  en el diccionario de Informática y Tecnología un chat es un “Protocolo de comunicación en tiempo real basado en texto. Permite conversar con personas en forma de texto dentro de canales IRC o de forma privada.”  En otras palabras, un salón de chat de IRC equivale hoy día al chat que cada usuario registrado en la red social Facebook puede acceder, si bien antes un usuario iniciaba una sesión de chat, ya sea por una página web o por un programa, para hablar con personas que desconocía su procedencia, hoy día realiza la misma función pero con la diferencia de que ahora si conoce a la persona con la que va a establecer la comunicación.  A continuación se muestra una captura de pantalla de cómo eran los primeros salones de chat:

REP__01

La foto muestra cómo eran los chats a principios de la década de los 90 del siglo XX / FOTO:  Wikimedia Commons 

De igual modo que las redes sociales actualmente están influyendo sobradamente en la sociedad actual, no hay que obviar la influencia que despertó IRC a principios de la década de los 90 del siglo XX. Como bien refleja Leandro Alegsa en el post posterior, IRC empezó a ganar popularidad a principios de la década de los 90, exactamente en 1991, cuando se utilizó la herramienta de Jarkko Oikarinen (creador de IRC en 1988) para informarse del intento de Golpe de Estado en la antigua Unión Soviética. Parafraseando lo que comenta J. J. Velasco en la web Hipertextual, éste dice que aunque se traten de hechos socio-políticos, IRC estuvo presente durante el Golpe de Estado del verano de 1991 que tenía como objetivo derrocar a Mijaíl Gorbachov. Durante el mencionado Golpe de Estado se produjo un bloque informático, causando un colapso que imposibilitaba la salida o entrada de información en el país. Sin embargo, gracias a IRC que abrió un canal de información hacia el exterior se pudo conocer todo lo que estaba sucediendo en el país. No obstante, en iBiblio podemos consultar hoy en día esta información que fluyó a través de Internet de 1991 sobre el Golpe de Estado.

A finales del pasado año 2014 había cerca de 3.000 millones de usuarios en Internet

FOTO_04_CibercaféTras los acontecimientos de 1991, IRC generó una gran influencia mundial y eso despertó el interés de muchas personas por comprarse un ordenador y conectarlo a la red. El problema entonces es que la conexión a Internet escaseaba en la mayoría de los países del mundo y no estaba tan avanzado como ocurre a día de hoy. En la década de los 90 del siglo XX era poco común ver en los hogares ordenadores y mucho menos Internet. Por lo tanto todos aquellos usuarios que querían chatear, navegar o jugar a los primeros videojuegos online tenían que acudir a los cibercafés, también conocidos como cybers.

Aunque los cibercafés tuvieron años de auge, todo empezó a cambiar a principios del siglo XXI con la llegada del ADSL. La aparición del clásico módem conexión de red telefónica analógica, primero, y la mencionada ADSL, después, acabaron con buena parte de la clientela de los cibercafés. Compañías como la desaparecida Wanadoo, ya.com o Telefónica, empezaron a ofrecer ofertas con conexiones que oscilaban entre los 125 kbps y los 512 kbps respectivamente, que propiciaron la caída definitiva de los cibercafés y el principio de nuevos hábitos que hoy día siguen vigentes.

Aquí un vídeo que muestra como la serie Numbers pintaba IRC como un “refugio de piratas”.  | Youtube: mircea2s’s channel

En consecuencia de lo anterior, Internet empezaba a convertirse en una herramienta imprescindible —hoy sigue siéndolo— en la mayoría de los hogares del todo el mundo (países en desarrollo según la UIT).  Aquí se muestra como Internet se ha convertido en una herramienta imprescindible en los hogares de toda España mediante la nota de prensa del Instituto Nacional de Estadística (2014):

Hogares con acceso a Internet

El 74,4% de los hogares españoles tiene acceso a la Red, frente al 69,7% del año anterior. En España existen casi 11,9 millones de hogares que tienen acceso a Internet. En cuanto al tipo de conexión a Internet, el 73,0% de los hogares (casi 11,7 millones) utiliza banda ancha (ADSL, red de cable,…), lo que supone un incremento de casi 800.000 hogares respecto al año anterior. La banda estrecha tiene una presencia muy reducida. Cabe destacar que, por vez primera, el principal tipo de conexión a Internet por banda ancha es la conexión móvil a través de un dispositivo de mano (teléfono móvil de últimas generaciones -al menos 3G-, etc.) con un 67,2% de los hogares con acceso. A continuación se sitúa la línea ADSL (66,2%), la red de cable o fibra óptica (20,9%), las conexiones móviles de banda ancha vía modem USB ó tarjeta (en portátiles, p.ej.), con un 7,0%, y otras conexiones fijas de banda ancha (vía satélite, WiFi público o WiMax), con un 6,5%. Este año se investigaron los dispositivos utilizados para conectarse a Internet en los hogares. Los principales equipos utilizados son los dispositivos móviles (distintos al ordenador portátil) como teléfono móvil, lector de libros electrónicos (e-book), etc. señalados por el 81,7% de los hogares con acceso; el ordenador portátil (incluidos netbooks y tablets), con un 72,2%, y el ordenador de sobremesa, con un 53,5%.

gráfico__España__INE

FOTO:  Captura de pantalla de la nota de prensa completa del INE

Los hogares que no disponen de acceso a Internet señalaron como principales motivos de tal situación porque no necesitan Internet (60,6%), porque tienen pocos conocimientos para utilizarlo (38,6%) y razones de tipo económico: porque los costes del equipo son demasiado altos (31,0%) y porque los costes de conexión resultan demasiado elevados (28,8%).  |  Nota de prensa completa. 

Son también reseñables los datos mostrados por la UIT del pasado 5 de mayo de 2014. Según las nuevas cifras publicadas por Unión Internacional de Telecomunicaciones a finales del pasado año 2014 había cerca de 3.000 millones de usuarios en Internet. A su vez, el número de abonados a la banda ancha móvil era aproximadamente de 2.300 millones en todo el mundo. El 55% de estos abonados mencionados con anterioridad pertenecen a países en desarrollo. 

Internet

FOTO: Datos del UIT / Ilustración realizada por Ángel Martínez

Un profesional de la comunicación como es Manuel Porcel (Si quiere leer la entrevista completa de Manuel Porcel pincha aquí) habla sobre Internet y las redes sociales haciendo una pequeña diferenciación de qué es cada cosa. Para él,  tanto Internet como actualmente las redes sociales han influido tanto en el ámbito laboral como en el ámbito social. A su vez, el periodista asegura que Internet nos “posibilita una información continua y constante sobre cualquier tema que queramos abordar.” En contra, según Manuel Porcel, se encuentra que si toda “la información que contiene Internet no se convierte en conocimiento, es decir, si no se llega a interpretar, esta información no va a llegar de forma adecuada a los receptores.”  A continuación se muestra un interesante vídeo sobre la diferenciación entre Internet y red social desde la perspectiva y experiencia del periodista Manuel Porcel. 

Las Redes Sociales y el cambio de hábito

El cambio de sintonía en los usuarios  propició la caída de IRC.  Los nuevos hábitos y costumbres de la actualidad acabaron con los antiguos métodos de chat que muchos hoy día recuerdan con cierta melancolía. Messenger o MySpace, primero, y Facebook, Skype o Twitter, después, han propiciado ese cambio de hábito que la sociedad virtual ha presenciado a lo largo de los últimos años. La mensajería instantánea de WhatsApp o los servicios de audio y vídeo como el chat de Facebook o Skype, han permitido ese cambio de tuercas que hace veinte años era inimaginable.

Llegado a este a punto habría que hacerse una serie de preguntas, ¿han influido las redes sociales?, ¿para bien o para mal?, ¿son herramientas de doble filo? ¿Y en el mundo del periodismo cómo han influido?, ¿el Community Manager es el trabajo del siglo XXI? Éstas, entre otras muchas, son algunas preguntas que se podrían debatir hoy día debido a la eclosión en el último lustro que ha despertado las redes sociales en la sociedad. Ni la edad, ni la clase social, ni la profesión a la que uno se dedica son obstáculos que impidan el uso, positivo o pernicioso, de las redes sociales.

El periódico El Mundo en 2012 en su sección de salud, publicó un artículo titulado Redes Sociales: motor de cambios saludables. En él, firmado por Cristina de Martos, aseguraba por medio de un estudio realizado por Thomas Valiente de la Universidad de California del Sur (Estados Unidos) que las redes sociales influyen en nuestros comportamientos y a su vez esa influencia social, como demuestran varios estudios según el artículo, se puede utilizar para provocar cambios saludables. Es decir, y como dice la periodista en el artículo: “el poder de la persuasión social, gracias a las comunicaciones electrónicas, permiten medidas poco invasivas a gran escala […] más allá de los pequeños grupos de comunidades u organizaciones”, explica Cristina de Martos en referencia a lo dicho por Thomas Valiente.  Entonces, ¿influyen las redes sociales?

Virginia Martínez, dependienta de un reconocido supermercado en Andalucía, asegura que las redes sociales sí han influido bastante, tanto para bien como para mal, tanto en el entorno laboral como en el entorno social.  En su trabajo,  asegura ella que es “imprescindible tener un smartphone.”  Afirma que le “piden fotos del trabajo o estar en contacto.” Ella asegura que “nosotros, en mi trabajo, estamos en contacto mediante un grupo y así nos enteramos de lo que pasa en todos los supermercados distintos.”  (Si quiere leer la entrevista completa de Virginia Martínez pincha aquí)

Es sorprendente también, y en referencia a los cambios de hábitos y a la influencia de las redes sociales en las personas, la encuesta que se refleja en un artículo de la web www.puromarketing.com que titula Las Redes Sociales están cambiando los hábitos de compra de los jóvenes. Si ya de por sí las redes sociales han generado un cambio en la comunicación y en la forma de concebir la información, alejando cada vez más a los usuarios de los medios convencionales y arrastrando a todos al mundo 2.0 vía Twitter o Facebook, es destacable también como las personas han cambiado su hábito de compra por culpa de las redes sociales. Esta encuesta que aparece en la página de puromarketing ha sido realizada por Edgardo Sprivak, director Executive Education de Nebrija Businness School mediante una investigación para su tesis doctoral “Influencia de las redes sociales en el comportamiento de compra de los jóvenes. Nuevos parámetros que inciden en el modelo de negocio de empresas del sector textil.”  Según Privak, el 56,46% de los entrevistados reconocen que se sienten influenciados por las redes sociales.

A algo parecido se refiere la Community Manager de moda Victoria Bioque, cuando, en referencia a la pregunta de si las redes sociales han influido a nivel social en las personas, ella contesta sin tapujos “sí”,  justificándolo con que las redes sociales influyen en el hecho de “ver o no ver una película; en ir o no ir a comprar a un determinado lugar, en contratar servicios, etc.” (Si quiere leer la entrevista completa de Victoria Bioque pinche aquí). 

Aunque como ya se sabe, las redes sociales no han influido solamente en la ámbito social de las personas, sino que han influido en el entorno laboral de los ciudadanos. La ya mencionada Victoria Bioque habla de su experiencia y cómo las redes sociales han influido en ella en los últimos años (Victoria Bioque es periodista  y actualmente ejerce como Community Manager para una empresa de moda): “Las redes sociales han abierto un canal de comunicación enorme. Lo que antes era una labor típicamente comercial en el que una persona tenía que salir a la calle para comunicar lo que está haciendo, incluso de pagar a los medios de comunicación porque les sacaran esa noticia, a día de hoy con las redes sociales lo tenemos muy fácil porque llega a muchísima gente y sin nada de esfuerzo, por así decirlo.” A su vez, la community manager asegura que las “redes sociales, desde el punto de vista periodístico, han obligado a los periodistas convencionales de pluma y papel a reinventarnos.” 

Victoria Bioque como periodista y experta en social media, conoce a la perfección las técnicas y las herramientas que se cuecen tanto en el ámbito periodístico como en el mundo de las redes sociales. Por lo tanto, cuando es preguntada sobre el uso desproporcionado y como arma de doble filo de las redes sociales,  la periodista asegura que “se recomienda que sea un profesional el que lleve este tipo de comunicación.” Según ella, muchas empresas pequeñas “no tienen recursos para contratar a un personal externo o formar a una persona de su empresa para que lleve las redes sociales.” A su vez,  asegura que “de puertas para fuera, y como todos los usuarios por ejemplo de Facebook, por así decirlo, al manejar dicha red social ya se creen que saben utilizarlo profesionalmente y no es así de fácil.” Bajo su experiencia cree que “gestionar una empresa no es lo mismo que gestionar tu propio perfil y entonces muchas empresas sí que es cierto que toman esa libertad de montar una estrategia de comunicación 2.0.” 

A su vez, Victoria Bioque  pone un claro ejemplo de cómo las redes sociales han influido en los últimos años pero dejando claro que estás nuevas herramientas que han aparecido deben ser utilizadas por profesionales y si no es así, la responsabilidad es de la empresa que ha contratado a la persona encargada de gestionar las labores de community manager.  Además, insiste que cualquier persona puede estar en una red social, pese a que ello pueda generar desinformación en los usuarios aunque ella está segura de que el público sabe diferenciar muy bien entre lo qué es información y lo qué no es.  El vídeo que se muestra a continuación lo aclara:

El uso inapropiado de las Redes Sociales

Cuando se habla del uso desproporcionado de las redes sociales o que éstas se entiendan como un arma de doble filo, se pueden incluir ahí numerosos actos ilícitos por parte de los usuarios que realizan constantemente aprovechando la supuesta libertad que ha generado Internet y las propias redes sociales. Una libertad que está más bien en duda después de las numerosas quejas sufridas en los últimos años por numerosos usuarios e incluso por tribunales debido a las supuestas violaciones de la intimidad.  Un buen ejemplo es el que aparece en un artículo de El periódico que habla sobre la supuesta violación de derechos a la intimidad del país de Irán de aplicaciones como WhatsApp o Instagram, ambas en propiedad del fundador de Facebook Mark Zuckerberg.

Según lo que comenta el artículo de El Periódico, un tribunal de la provincia Fars (sur) de Irán ha convocado al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg para declarar en el curso de una investigación sobre varias denuncias de iraníes por violaciones de su intimidad, según informó la agencia semioficial iraní ISNA. Lo curioso de este caso, es que el país iraní tiene bloqueado la red social de Facebook y, además, el director adjunto de la división de internet del Ministerio de Cultura y Orientación Islámica de Irán, Ruhollah Momem Nasab ordenó que las dos aplicaciones de Zuckerberg, WhatsApp e Instagram, se censuraran en Irán por la supuesta violación de la privacidad de los usuarios.

Leyendo artículos como el anterior, cualquier usuario puede ser algo escéptico a la hora de utilizar las redes sociales ya que éstas ponen en entredicho, así como en peligro, su privacidad. Por lo tanto, ya no solo es el hecho de que existan ciertas personas o grupos que utilicen las redes sociales como medio de interés propio para manipular a otras personas y que éstas se unan a sus respectivos grupos: casos como lo del Estado Islámico o los escándalos sexuales son más que notorios. Sino que además, los usuarios tienen que ser precavidos y evitar introducir datos, fotos o vídeos en las redes sociales que pueden poner en peligro su intimidad.

En referencia a esto último,  es destacable el libro de Juanma Roca (doctor en comunicación por la Universidad de Navarra) Revolución LinkedIn: la red profesional del management 2.0 del siglo XXI  en su primer capítulo titulado Orwell, Huxley y Cela se conectan: el mundo feliz de una colmena llamada Gran Hermano, hace una comparación entre la literatura del siglo XX y el mundo de las Redes Sociales, destacando a tres escritores del siglo XX: George Orwell (1984 – The Last Man in Europe), Aldous Huxley (Un mundo feliz) y Camilo José Cela (La Colmena). Destaca a estos tres porque fueron los escritores que interpretaron, de forma lúcida y brillante un mundo utópico y omnisciente.

Este mundo utópico, en referencia al Gran Hermano que todo lo ve de Orwell o la famosa Colmena de José Cela,  coincide con ese cambio que se ha producido en la primera década del siglo XXI con la eclosión de Google primero, aunque Internet estuviese muchísimo antes, y las redes sociales después.  Como dice Juanma Roca en su libro antes mencionado cuando Google entra en bolsa en 2004: “Acababa de nacer en esos instantes, según Pisan, la «economía Google», que, sin embargo, justo en ese momento, en 2004, iba a toparse por el camino otra economía, la economía de redes, traída desde la memoria de La Colmena, de Cela, y hecha realidad a través de un joven llamado Mark Zuckerberg, estudiante de Harvard, que de la noche a la mañana…creó Facebook.” 

//platform.twitter.com/widgets.js

Juanma Roca sigue con su comparación y dice: “Cuatro años más tarde, a finales de 2008,  Barack Obama se convirtió en el primer presidente afroamericano de la historia estadounidense gracias, según todos los analistas, al efectivo uso que el candidato demócrata había hecho de las redes sociales.” Aquí, se puede apreciar cómo las redes sociales pueden influir, incluso, en el porvenir de un estado. En la elección de un presidente u otro, según el uso de estas herramientas. Juanma Roca habla de esto, porque la creación de Facebook es la consecuencia a la elección de Obama como presidente. Es decir, como una herramienta de red ha podido en cuatro años influir en la elección del presidente de los Estados Unidos. Como Juanma Roca dice: “Obama hizo realidad el sueño de Martin Luther King (un presidente negro en la Casa Blanca); Mark había hecho lo propio con el sueño de Obama. Algo había cambiado para siempre y la respuesta se halla en las redes sociales, ese gran hermano que ha unido la colmena en un mundo feliz.”   A la izquierda se muestra el mensaje que mandó por Twitter el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama tras ganar las elecciones de 2012 (Arriba:  Twitter oficial de Barack Obama). 

Pese al control o influencia que las redes sociales tengan —o puedan tener— sobre los usuarios alojados en ella, lo que no hay duda es que, y como bien dice Juanma Roca, las “redes sociales son el último escalón de una apertura sin límites en el espacio y en el tiempo.  Conexión a conexión, contacto a contacto, se han convertido en el aparato más poderoso para unir a la humanidad en un mimo tiempo y lugar.” Por lo tanto, la influencia de estas herramientas hoy día para los usuarios de Internet, es máxima.

Facebook prohíbe también el conocido revenge-porn, o lo que es lo mismo, parejas o amantes que ponen en circulación las fotos de sus ex parejas para vengarse por la ruptura de la relación

Volviendo al mal uso de estas herramientas, existen determinadas ‘líneas rojas’ que no se deben de sobrepasar.  El pasado 17 de marzo de 2015 el diario El País publicaba una noticia en su sección tecnología en referencia a las líneas rojas trazadas por la red social Facebook.  El artículo, escrito por Ángel Luis Sucasas Fernández y titulado Facebook traza sus líneas rojas, muestras aquello que la popular red social ha detallado como “contenido susceptible de ser eliminado.”  Ahí se incluye desde la violencia hasta las amenazas a conductas autodestructivas como el acoso o el lenguaje que incite al odio.  Según Monika Bickert,  responsable de la política de funcionamiento global de Facebook, en un comunicado dice que “estos estándares están diseñados para crear un entorno donde la gente se sienta motivada a tratarse con empatía y respeto.”

Además de lo mencionado anteriormente, posiblemente la razón principal por lo que se ha llegado a esta conclusión se debe a los numerosas denuncias de desnudos en Internet.  El párrafo siguiente no deja lugar a dudas sobre lo que respecta a menores en la red social: “La política de Facebook prohíbe terminantemente que se comparta contenido pornográfico o cualquier otro contenido sexual en el que esté implicado un menor”.  Aunque, eso no es todo. Además,  en referencia a los desnudos subidos por adultos, éstos tendrán marcados sus “límites”.  Como también hizo en su momento Twitter,  Facebook prohíbe también el conocido revenge-porn, o lo que es lo mismo, parejas o amantes que ponen en circulación las fotos de sus ex parejas para vengarse por la ruptura de la relación.

La idea inicial de que las redes sociales se utilizan para un fin se obvia en el momento que otra persona hace caso omiso a dicha función y empieza a usar la herramienta para sus propios intereses.  La influencia entonces de las redes sociales es máxima, como ya se ha reflejado en este reportaje, pero a su vez puede llegar a ser crucial para muchas personas. Se dice crucial porque el hecho de usar las redes sociales para cualquier fin genera lo que está sucediendo en la actualidad, por ejemplo, con el Estado Islámico. Los miembros de este grupo terrorista se aprovechan de la facilidad comunicativa de estas herramientas para captar a nuevos afiliados a unirse a ellos.  Por lo tanto, la apología del terrorismo y la mala propaganda son dos lacras con las que tiene que convivir las sedes sociales.  

FOTO_05_Germany_against_IS

 

Manifestación en Berlín contra el Estado Islámico. / FOTO: Usuario de Flickr Montecruz con Licencia CC

El experto en comunicación de la revista Foreign Policy, Clint Watts, asegura que ninguna otra organización terrorista ha explotado tanto las redes sociales como lo ha hecho el Estado Islámico en tan poco tiempo.  Según Clint Watts,  desde el inicio de su ofensiva  en Irak, el grupo ha usado las redes sociales de Twitter y Facebook, así como otras aplicaciones conocidas, de manera intensa para extender el pánico entre los usuarios musulmanes, humillar a los estadounidenses, reclutar nuevos simpatizantes y organizar en definitiva una máquina de propaganda de gran eficacia. Es tal el potencial del Estado Islámico en las redes sociales que el propio grupo terrorista ha creado sus propias etiquetas provocados contra los usuarios estadounidenses, como #amessagefromISIStoUS (“un mensaje de ISIS a Estados Unidos”), quienes al responder no hacen sino expandir la presencia de la organización. 

Por lo tanto, en este caso al menos, la influencia de las redes sociales, una vez más, es máxima. Aunque en el caso del Estado Islámico el único fin es crear el pánico.  Según el analista Ali Hashem la estrategia que quiere llevar a cabo el grupo terrorista es la de “aterrorizar a sus enemigos y derrotar al oponente sin disparar una sola bala a través de la creación de historias de horror sobre las actividades de grupo.” Además, Ali dice que el Estado Islámico parte con una ventaja de la que nadie más dispone: ninguno de sus mensajes va a ser “demasiado extremista” para sus seguidores.

Debido a todo esto que se cuece en las redes sociales,  habría que preguntarse qué solución hay al respecto.  Por ejemplo, la red social Twitter ha tomado la decisión, según recoge este artículo de Europa Press, de suspender toda cuenta que enlazara imágenes de la ejecución de James Foley (Fotoperiodista estadounidense asesinado por el Estado Islámico).  Esto fue uno de los primeros intentos de restringir la influencia del Estado Islámico en las redes.  Aunque,  el grupo terrorista está acompañando su expansión territorial con una agresiva campaña de propaganda que evoca los lanzamientos aéreos de panfletos de ejército invasores y usando de altavoz a la propia comunidad internacional que condena está práctica.

Sobre este pernicioso uso de las nuevas herramientas existentes habla el Director de El Correo Andalucía, Óscar Gómez que pone un ejemplo muy bueno en referencia al tema de la Primavera Árabe: “En las manifestaciones de la Primavera Árabe había 30.000 manifestantes, con un teléfono móvil y enviando fotos de algo que se estaba produciendo en ese mismo instante. Eso tiene un valor incuestionable, y como hasta entonces no se había visto en ninguna otra ocasión de transferencia de información desde el lugar en el que se está produciendo la información. Pero esto, realmente, a los periodistas no nos debe servir, porque esas 30.000 personas se estaban manifestando por una causa,  no son objetivos.  No estamos hablando de que fueran 30.000 periodistas, cada uno con una visión diferente y tendente precisamente a la objetividad. Eran 30.000 personas luchando por la misma causa.  Entonces, sirve como medio de transferencia de información, por supuesto que sí. Pero siempre hay que ponerla en cuestión y siempre hay que enfrentarla con la otra parte, porque eso es uno de los principios básicos del periodismo: contrastar la información y escuchar a la otra parte.” El periodista, a su vez, asegura que hay que saber distinguir entre lo que es “información” y lo que es  “propaganda” y no toda la propaganda se cuece en las redes sociales—aunque la mayoría sí—, también están presentes en los medios. (Si quiere leer la entrevista completa al Director de El Correo de Andalucía pinche aquí). 

¿Todo gira en torno a las Redes Sociales?

La influencia de las redes sociales, para bien o para mal, es máxima y así se ha reflejado hasta el momento. Ha generado cambios de hábitos en las personas, ha reinventado a periodistas, ha cambiado la forma de entender la comunicación y la información e incluso ha permitido que ciertos grupos que pueden poner en peligro la paz mundial se reconozcan a nivel planetario.  Todo eso, y mucho más, lo ha generado las redes sociales.

Por lo tanto, y en consecuencia a lo anterior, se podría cualquier persona preguntar, ¿todo gira en torno a las redes sociales? Según Óscar Gómez “el 12% de los usuarios de Internet acceden directamente al sitio web para ver las noticias. El 88% restante, se entera a través de las Redes Sociales.”  Es decir, más de tres cuartas partes de las personas que se conectan a Internet para saber lo que pasa en el mundo accede a la información a través de las redes sociales. ¿Se llama esto interdependencia? Otra pregunta más que habría que plantearse. Como la siguiente: ¿Lo qué no está en las redes sociales no existe?  Óscar Gómez continúa hablando y aclara la situación: “No es que no exista, porque hay muchos usuarios que tienen la costumbre de ir al sitio web, pero probablemente tendría mucho menos tráfico si no existiesen las redes sociales.” A su vez, defiende el medio digital y dice que “en definitiva, si yo me convierto en prescriptor de una determinada información y la difundo a través de mi cuenta de Twitter o a través del WhatsApp, en un importante número de los casos es porque yo previamente he accedido al sitio web.”

No obstante,  el periodista también habló sobre su experiencia laboral y lo que las redes sociales le han aportado a lo largo de estos últimos años: “Durante los últimos dos años me he dedicado mucho en hacer trabajos de formación como de difusión periódica en Centroamérica, concretamente en Nicaragua, también en El Salvador y Guatemala. Todo el trabajo hecho, a través de radio o a través de plataformas online, precisamente se difundían a través de las redes sociales. Para mí, ha supuesto una herramienta básica.”, apunta el periodista.

La Final de la Copa del Mundo fue el evento con más impacto en la historia de las redes sociales

La eclosión de las redes sociales ha propiciado en la sociedad que hoy día no se pueda vivir sin el uso, al menos, de alguna de ellas (Twitter, Facebook, MySpace, Tuenti, WhatsApp, entre otras herramientas).  Y el buen uso de estas herramientas ha facilitado —y mucho— la organización de ciertos eventos. De ejemplo puede servir la Semana Santa de Sevilla: la Semana Santa hispalense se trata de uno de los eventos más esperados del año. Hasta el momento, nada nuevo. Todos los años hay Semana Santa y todos los años las personas, amantes de las cofradías que salen de manera constante durante los siete días, acuden en masa para poder apreciarlos de cualquier punto. ¿Y las redes sociales que pintan aquí? Pintan y mucho. Con la llegada de las redes sociales es posible saber, casi a tiempo real,  en dónde se encuentra la cofradía, a qué hora más o menos va a pasar por ‘tal punto’ o cuánto le queda para salir (o recogerse).  Las redes sociales, por lo tanto, han influido muchísimo en la forma de organizar ciertos eventos a los que las personas estaban acostumbradas a tirar de la radio como único recurso.  Esto, con las redes sociales, ha cambiado.  No solo la Semana Santa se puede poner como ejemplo, también ha cambiado la forma de consumir fútbol,  los conciertos de música o incluso el hecho de ir a ver una película o no.

El ejemplo del fútbol, o del deporte en general, posiblemente sea uno de los mejores ejemplos para definir a las redes sociales. Estás herramientas se han convertido en indispensable para el mundo futbolístico. Antiguamente, cuando las redes sociales estaban en proceso de creación aún e Internet era una herramienta lujosa más que una necesidad, los amantes del fútbol tiraban de la radio como medio para poder saber cómo estaba jugando su equipo, así como para conocer el marcador que reflejaba el encuentro. Ver el partido por televisión (de pago), sobre todo años atrás cuando estaba al alcance de muy pocos y la única herramienta rentable para poder seguir el evento deportivo era, como bien se ha reflejado anteriormente, la radio. Con la llegada de las redes sociales, la eclosión de Internet y la facilidad de hoy día que han puesto las televisiones de pago, el fútbol se ha universalizado. Ya no es necesario conectar la radio para saber el resultado de un partido, ahora el usuario 2.0 accede a aplicaciones o directamente acude a Twitter para seguir de primera mano el encuentro.

Según publicaba un artículo de la web Hipertextual de julio de 2014, la Final de la Copa del Mundo fue el evento con más impacto en la historia de las redes sociales. Tras el mayor evento futbolístico redes sociales como Twitter y Facebook sacaron a relucir sus estadísticas del uso de sus redes durante la final y reportaron cifras impresionantes. Facebook, por ejemplo, en sus números finales reporta: el partido final entre Alemania y Argentina ha sido el evento más grande reportado en toda la historia de la red. 88 millones de personas hicieron más de 280 interacciones en Facebook repartidas entre Estados Unidos (10.5 millones), Brasil (10 millones), Argentina (7 millones) y Alemania (5 millones). No obstante, el que ostentaba el récord antes de la cita mundialista era la Super Bowl norteamericana que contó con 245 millones de interacciones.

wcTOTAL_Total_Tweets
FOTO: récord conseguido en el Mundial de Brasil 2014 / blog.twitter.com

En el caso de Twitter, sus números fueron algo menores que Facebook pero nada despreciables. Como dato de la red social del pájaro azul, el partido de semifinales de la Copa del Mundo de Brasil 2014 que disputaron Brasil y Alemania fue seguido en Twitter por 35.6 millones de usuarios. Aunque más destacable fue el hashtag #WorldCup ya que fue el más twitteado/mencionado (672 millones de veces) durante el mes que duró el evento deportivo en Brasil.

La influencia de las redes sociales, tampoco ha pasado desapercibida en el sector del cine. Según los datos aportados por un post publicado a principios de 2014 en la web www.puromarketing.com  asegura que las redes sociales influyen cada vez más en las decisiones ante la cartelera de cine, como es el caso del 36% de los usuarios de Instagram,  el 28% en el caso de Twitter, 23% si se trata de Facebook, o 19% en Pinterest.  No es de extrañar que la influencia de las redes sociales, en este caso, es máxima e impulsan el boca a boca, generado alrededor del filme, lo cual motiva a los usuarios a acudir a la sala de cine a disfrutar del estreno.  Esto provocó un efecto positivo en España con el hashtag #8apellidosvascos, película que consiguió más de 7.000 menciones en 7 días y logró convertirse en una de las películas españolas más taquilleras de la historia del cine español.

Fran Gutiérrez, estudiante de periodismo y director y presentador del programa cofrade Pasión y Esperanza de Onda Guillena Radio, habla también de la influencia de las redes sociales y cómo éstas han catapultado a su programa de radio. El joven estudiante de periodismo, asegura que su proyecto ha crecido gracias sobre todo a las “redes sociales.”… “La gente de Sevilla interactúa con nosotros a través de Internet, es decir, a través de Twitter o de Facebook. Nos hacen llegar todas sus inquietudes, nos hacen llegar sugerencias de temas que podríamos llegar a tratar en el programa. Al fin y al cabo,  lo que hacemos es interactuar con ellos. Incluso sacamos concursos para que puedan interactuar.”, apunta Fran.

03. Entrevista_FG

FOTO:  Cedida por Fran Gutiérrez

Las nuevas herramientas existentes como Twitter o Facebook (redes sociales en general) han permitido que pequeños proyectos de municipios se conozcan por toda la capital.  Eso es lo que le ha pasado a Fran Gutiérrez con su proyecto cofrade. Además,  en el último año, su proyecto ha incorporado una novedad que años anteriores le fue imposible: hacer el programa en directo.  Como bien dice el joven periodista, “el hecho de poder hacer el programa en directo nos permite tener el Twitter durante todo el programa y con ello, poder interactuar constantemente con los oyentes y que éstos puedan hacer preguntas a los invitados que vienen a nuestro programa. Además, las redes sociales nos permite promocionar los programas para que a través de los podcasts nuestros seguidores accedan a ellos.”

Las Redes Sociales en el ámbito periodístico

La influencia de las redes sociales en la sociedad y en el mundo laboral de las personas, como se ha reflejado de manera constante en este reportaje, ha sido incuestionable. Aunque no se haya hablado con profundidad, pero si se ha podido apreciar como las redes sociales han influido bastante en el periodismo. La crisis económica que padece el mundo desde 2008 ha propiciado que muchos periodistas se hayan reinventado con el paso de los años para poder ejercer una profesión que cada día es más complicada ejercer de manera continua.

Profesionales del periodismo como Óscar Gómez, Victoria Bioque o Manolo Porcel, han puesto la voz en este post para hacer ver al lector que hoy día el hecho de tener herramientas como las redes sociales han beneficiado, más que perjudicado, al mundo del periodismo. También hay puntos negativos en el ámbito periodístico, como el que destaca el joven estudiante de periodismo Fran Gutiérrez.  El sevillano está en contra de que ciertas personas utilicen Twitter (o cualquier otra red social) para un fin periodístico sin los conocimientos periodísticos: “estoy en contra de que ciertas personas que no han estudiado periodismo o que no tienen los suficientes conocimientos periodísticos, hagan un uso de las redes sociales de tipo periodístico, difundan informaciones a través de los hashtag  y generen contradicciones y problemas en las personas, porque éstas se creen que son noticias verídicas y en realidad son bulos que pueden perjudicar la imagen de la empresas o de un acto social, y además perjudicar al periodismo.” Apunta el sevillano.

En referencia a la influencia que han generado las redes sociales en el mundo del periodismo, el periodista Óscar Gómez habla desde su opinión asegurado que estas nuevas herramientas han influido tanto para bien como para mal en el ámbito periodístico.  En el vídeo que se muestra a continuación se visualiza la opinión del periodista de El Correo de Andalucía:

Pese a ese intrusismo existente en el mundo del periodismo, ¿se pueden entender los medios de comunicación sin las redes sociales hoy día? El periodista Oscar Gómez asegura que no: “Las redes sociales le han aportado a la Televisión y a los periódicos online algo que era exclusivo de la radio: la interactuación con las audiencias. En el caso de la radio se hacía por teléfono, eso luego pasó a la televisión y ahora ocurre a través de Twitter.” ¿Quiere decir esto que las redes sociales controlaran el futuro de la comunicación? Oscar Gómez no se moja en ello, pero cree que las redes sociales “van a evolucionar, de hecho ya lo están haciendo, los medios de comunicación.”

La llegada de las redes sociales originó, a su vez, la llegada de nuevos puestos de trabajos que antes se desconocían —o no existían— como el puesto que está muy de moda hoy día que es el de Community Manager. La influencia, por lo tanto, de las redes sociales en el aspecto laboral, ha sido máxima: no solo ha reinventado a periodistas o ha influido en los hábitos de las personas, sino que también ha generado nuevos puestos de trabajo.  Ahora bien, ¿cualquiera que sabe utilizar las redes sociales es Community Manager? La contestación a dicha pregunta la tiene Victoria Bioque,  que actualmente ejerce como Community Manager para una empresa de moda. Ella asegura que una persona que ejerza como “Community Manager tiene que estar muy especializado en un tema en concreto. No solo es saber gestionar redes sociales,  sino que un buen Community Manager tiene nociones de marketing, nociones de periodismo y empresariales, entre otras.” Además Victoria Bioque asegura que no se puede considerar al Community Manager como una profesión porque es “algo efímero.”

¿Qué queda por llegar?

La evolución que pueden acarrear las redes sociales de aquí a unos años deja de ser una utopía, ya que creer que todo está hecho o inventado es creer de manera errónea y así la tecnología lo ha ido demostrando año tras año a pasos agigantados.  Por eso habría que realizar una enésima pregunta, ¿qué queda por llegar? La tecnología ya no sorprende a nadie. En apenas unos años, se ha pasado del mensaje de texto básico a conversaciones infinitas por WhatsApp; de hablar apenas cinco minutos por teléfono para que la tarifa telefónica no fuese un quebradero de cabeza a final de mes a estar horas y horas conversando por Skype o Facebook.  La tecnología ha evolucionado tanto, que ya se puede incluso mandar un correo con un simple reloj. 

En referencia a las redes sociales, ese paso que se dio con el IRC supuso una revolución en la comunicación y en la información, así como en la interacción entre los usuarios del mundo cibernético, pero IRC pasó a mejor vida con la eclosión de estas nuevas herramientas.  A su vez, está por ver si estás herramientas como son las redes sociales son capaces de seguir influyendo como lo han hecho en estos últimos años o por si lo contrario,  acaban estancándose incapaces de proporcionar nada nuevo a los usuarios, quedándose en el olvido y sustituidas por nuevas herramientas más eficaces.

No obstante, el periodista Óscar Gómez y la Community Manager Victoria Bioque coinciden en que las redes sociales van a evolucionar aún más la forma de adquirir información.  Ambos ponen ejemplos muy parecidos relacionando las redes sociales con el periodismo. Óscar Gómez pone el ejemplo del nuevo medio estadounidense Vox Media en el que asegura que es un “medio que solo cuenta lo que consideran interesante y además con un enfoque diferente.  Lo que consigue es un público que se prescribe para leer informaciones interesantes. No se dirigen hacia un público donde hay que informarlo de todo en cada momento.”  Por lo tanto, a lo que se quiere referir con esto Óscar Gómez, es que las redes sociales van a ejercer de mediador entre el usuario y el medio digital,  conduciendo a los lectores hacia una información cada vez más especializada.

Al igual que Óscar Gómez, la Community Manager Victoria Bioque asegura que el futuro de las redes sociales está ligado hacia un “entorno mucho más especializado.” Es decir,  Victoria asegura que las redes sociales van a “pensar más en los usuarios y por ello van a ofrecer más contenidos a la carta” y siempre a conjunto con los medios de comunicación digitales, que tanto para Victoria como para Óscar,  no van a desaparecer por la eclosión de las redes sociales sino que éstas van a ser un gran complemento para los medios.

En definitiva,  tal ha sido la influencia que han generado redes sociales del calibre de Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Pinterest, entre otras, así como herramientas tan usadas y a su vez tan importantes para los usuarios como son WhatsApp o Skype, que es muy complicado predecir el futuro que depararán estás herramientas.  Los cambios de hábito que han provocado en las personas,  la manera de concebir hoy día la información o incluso el hecho de poder encontrar trabajo mediante ellas,  convierten a las redes sociales en imprescindibles para el día a día de cualquier usuario de Internet.  Posiblemente, todo esto es lo que provoque la incertidumbre de más de un usuario por conocer lo que deparará el porvenir de todas estas herramientas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s