Incendio merengue en el Camp Nou

El Real Madrid volvió a ganar en el Nou Camp en liga cuatro años después y con idéntico resultado (1-2). En aquella ocasión el equipo que dirigía José Mourinho llegaba con una brecha de +4 sobre el Barcelona y una victoria le acercaba al título de liga. Sin embargo, en esta ocasión la historia era algo distinta. El Barcelona llegaba diez por encima y una victoria dejaba al Madrid KO para el resto del campeonato, pero no fue así.

Salvo dos ocasiones contadas por parte del Barcelona, una clarísima de Luis Suárez y otra de Iván Rakitic, el partido no estaba siendo lo esperado. Ambos equipos estaban bien plantados, pero muy estáticos. El Madrid no arriesgaba en las transiciones y el Barcelona, aunque tuvo el balón, no daba en ningún momento sensación de peligro y superioridad.

Con el comienzo de la segunda parte, sin embargo, la cosa cambió por completo. El partido empezó a ponerse acorde con lo que es un encuentro de esta magnitud y empezaron a llegar las ocasiones. Hubo un momento, al menos los primeros 15 minutos, donde el Barcelona tenía el control del juego y las ocasiones eran para los de Luis Enrique. Pese a ello, el gol llegó de la manera menos predecible: córner y cabezazo de Piqué. El central se deshizo muy bien de su marca (Pepe) para hacer el gol que ponía por delante a los culés.

Los catalanes, tras el gol, se relajaron en exceso, creyendo que el Madrid estaba muerto y pecaron de autocomplacencia. Los de Zidane, que si algo tienen muy bien aprendido es que nunca dan nada por perdido, empezaron a dominar el encuentro. Poco después del gol del Barcelona llegó la respuesta de Benzema. El francés, apático hasta ese momento, puso las tablas en el marcador con un acrobático remate. No se había llegado al minuto 20 de la segunda parte y el Madrid ya empezaba a dar sensación de más peligro que el Barcelona.

Sin rastro de la MSN en la segunda parte, el equipo de Luis Enrique se encontraba incómodo. Plano en ataque y en el mediocampo, tampoco se entiende el cambio de Arda por Rakitic. Los de Luis Enrique, incapaces de parar las transiciones del Real Madrid en esos 20 minutos de dominio total blanco, se vieron desbordados en su propio feudo.

Antes del gol de Ronaldo, Bale anotó el 1-2 de cabeza, pero el juez de línea levanto la bandera por supuesta falta del galés a Jordi Alba. Al momento, Ramos, que fue perdonado hasta en tres ocasiones, se fue a la casetilla ocho minutos antes de culminar el encuentro. En ese momento parecía que el partido iba caminado para el Barcelona, pero lejos de que ocurriese dicha premisa el Madrid se engrandeció más y buscó el gol hasta conseguirlo.

El Barcelona no aprovechó su superioridad numérica y dos minutos después de la expulsión de Ramos llegó la sentencia de Cristiano Ronaldo. El portugués, que minutos antes tuvo en sus botas el segundo con un chut al borde del área que se estrelló en el larguero, volvió a anotar en el Camp Nou y ya son diez con éste. El ‘7’, artífice del gol que le dio la liga al Madrid cuatro años atrás, noqueo al Barcelona y permite al Madrid, al menos, soñar con una liga —aún está lejos— que tenía prácticamente perdida al inicio del encuentro.

Finalmente, el homenaje al mítico Johan Cruyff quedó en una victoria para los blancos, en un día que el Barcelona pudo haber sentenciado una liga que hace tres semanas tenía prácticamente ganada y que tras esta derrota, además de la victoria del Atlético al Betis (5-1), parece que no está tan asegurada.

Anuncios

Un comentario en “Incendio merengue en el Camp Nou

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s