In memoriam: Johan Cruyff

La inmortalidad de Cruyff está asegurada. Dos días después de su muerte, todavía el mundo del fútbol está emocionado por su pérdida. Es que el fútbol le debe mucho a Cruyff y el Barcelona se lo debe todo. Sustituyó en el reino del fútbol a Pelé, cuando este ya quería poner punto y final a su carrera. Su pelea con Franz Beckenbauer por el trono mundial en los años 70 fue una auténtica guerra fría que acabó ganando el holandés, pese a que fue el alemán el que ganó el Mundial del 74, precisamente en Alemania. El flaco resurgió de sus cenizas y se convirtió en todo un visionario cuando colgó las botas y empezó a entrenar. Marcó un ideario que aún perdura y convirtió al Barcelona en el mejor equipo del mundo, cuando los culés solo sabían ganar Copas del Rey y Recopas de Europa y, si acaso, alguna liga cada equis tiempo, con permiso del Real Madrid. Cruyff fue el padre de esa idea de jugar al fútbol que en todo este tiempo ha llevado a la perfección el Barcelona, es la base de un proyecto perenne, de una metodología que se inició con su llegada y que nadie quiere, ni se atreve, cambiar. Por esto, y por mucho más, el legado de Johan Cruyff es, y será, eterno.

 

numero2

“El fútbol consiste básicamente en dos cosas. Primero: cuando tienes la pelota, debes ser capaz de pasarla correctamente. Segundo: cuando te pasan la pelota, debes ser capaz de controlarla”.

Anuncios

Un comentario en “In memoriam: Johan Cruyff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s