La Copa del Rey, un título necesario

Quizá sea de ventajista hablar ahora, y no antes, una vez que los resultados de los dos partidos de semifinales están (casi) resueltos, pero nunca es tarde para dejar constancia de que la Copa del Rey necesita una remodelación urgente.

¿Es necesario que el Valencia – Barcelona se dispute? Sin ánimo de ofender a ningún aficionado del conjunto valenciano, es un partido totalmente sin historia; con un Valencia ahogado,  rozando los puestos de descenso y con un marcador en contra (0-7) imposible de levantar. El del Celta contra el Sevilla, tres cuartos de lo mismo, aunque el equipo vigués sueñe con la manita histórica que le permita jugar la final 15 años después.

Dejando hipótesis futuras aparte,  la Copa del Rey desde un punto de vista más competitivo, debería ser a partido único, con un sorteo puro desde primera ronda y que todos los equipos de España puedan disputarla, sin excepciones ni favoritismos para los equipos que estén disputando competición europea. Si esto se llevase a cabo, la Copa del Rey sería una copia exacta de la histórica FA Cup de Inglaterra que depara partidos tan interesantes en 5ª ronda como el Chelsea – Manchester City,  por cierto encuentro que se disputará el próximo 21 de febrero a las 17:00 en Stamford Bridge.

Esta remodelación en la Copa del Rey permitiría no solo evitar casos como el que se va a dar en Mestalla o en Balaídos,  sino que incrementaría considerablemente la igualdad y la competitividad de un torneo que en los últimos siete años ha visto como los grandes no fallan a la cita con la final. El FC Barcelona ha jugado cinco de las últimas siete finales y va camino de su sexta final en ocho temporadas. De esas cinco finales anteriores, los azulgranas ganaron tres. El Real Madrid fue el equipo que arrebató en 2011 y en 2014 la copa a los azulgranas;  la primera con Mourinho y la segunda con Ancelotti, respectivamente. Atlético de Madrid, el tercero en discordia, estuvo presente en las finales de 2010 y 2013, respectivamente. En 2010 claudicó ante el Sevilla FC en el Camp Nou,  pero en 2013 se desquitó en el Santiago Bernabéu (1-2) ante el Real Madrid.   Otro histórico de la competición como es el Athletic de Bilbao (23 Copas del Rey en sus vitrinas) ha disputado tres de las últimas siete finales,  siendo en todas derrotados por el FC Barcelona (2009, 2012 y 2015).

Los datos del anterior párrafo muestran como la probabilidad de que un equipo modesto llegue a una final de Copa del Rey, se ha reducido notablemente en estos últimos años. Con el nivel que presentan en sus plantillas equipos como Barcelona, Real Madrid o Atlético de Madrid, incluso el propio Sevilla FC,  campeón en 2007, 2010 y (casi) finalista en 2016, es poco probable que equipos como el Getafe de Schuster (2007) o el Mallorca de Samuel Eto’o (2003) vuelvan a verse codeándose con los grandes en el último gran partido de la temporada.

Comparando un poco con la FA Cup inglesa, en los últimos siete años han sido cuatro los diferentes campeones: Chelsea (3), Arsenal (2), Manchester City y Wigan Athletic. Habiendo también seis subcampeones diferentes: Everton, Portsmouth, Stoke City, Liverpool, Hull City y Aston Villa.  Los datos muestran que en la copa más antigua del futbol no se ha repetido una final en los últimos siete años, cosa que ha pasado en España en cinco de las últimas siete ocasiones. Y, además, eso ha generado que haya habido más variedad de equipos luchando por la competición. Otro dato interesante es que equipos grandes de Inglaterra como Liverpool o Manchester United, no han ganado una FA Cup en estos últimos siete años, el United incluso ni ha llegado a la final en todo este tramo que se ha comparado. Habría que remontarse hasta la temporada 2003-2004, primera temporada de Cristiano Ronaldo en Old Trafford, para ver a los ‘diablos rojos’ en una final de FA Cup. Aquel encuentro el ManU ganó 3-0 al Millwall FC en el Estadio del Milenio (Gales).

SPT-GCK-220504- FA Cup Final Picture (Pool) Ruud Van Nistelrooy and Ronaldo
SPT-GCK-220504- FA Cup Final Picture (Pool) Ruud Van Nistelrooy and Ronaldo

Llegados hasta aquí, la comparación realizada entre la copa de España y la de Inglaterra deja en entredicho la competitividad e igualdad en el fútbol español,  salvo a excepción de ciertos equipos. Posiblemente esto se deba a que la Copa del Rey se haya convertido en un ‘título necesario’, por así decirlo, para los grandes ya sea para salvar, maquillar o engrandecer la temporada. A Guardiola y a Luis Enrique le sirvió la Copa del Rey para conquistar el triplete. A Mourinho para salvar su puesto. A Simeone para conquistar el corazón de los atléticos. Lo dicho, un título necesario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s