20-N: 40 años de democracia española

España siempre ha sido un país que ha estado atrasado respecto a sus vecinos europeos. Países como Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, entre otros muchos, empezaron su desarrollo feroz tras la hecatombe que supuso la II Guerra Mundial.

Alemania por ejemplo,  quedó dividida en dos. Berlín, la capital del pueblo germano,  levantó un muro de la vergüenza que dividió a Europa entre los que estaban a favor de Estados Unidos y los que estaban más identificados con la Unión Soviética. Pese a ello,  el avance occidental en Alemania, gracias en parte por el Plan Marshall impuesto por los Estados Unidos, dio lugar a que el país se levantara a pasos agigantados.

Otros países que estuvieron envueltos en la guerra, como Francia e Inglaterra, salieron adelante. Muy tocados, pero a años luz de países como Portugal, Grecia o España, que estuvieron envueltos en distintas dictaduras hasta la década de los 70.

España, en comparación con los demás países, fue una dictadura diferente. Digo diferente, porque en España el dictador murió en la cama. Nadie se reveló contra él, el miedo a las represalias era de tal magnitud que era imposible anteponerse a lo que el régimen dictaminaba.

Carga policial en el Paseo de Sant Joan de Barcelona, contra un grupo de manifestantes pacifistas, durante la protesta pro-amnistía, el 1 de febrero de 1976. MANEL ARMENGOL.
Carga policial en el Paseo de Sant Joan de Barcelona, contra un grupo de manifestantes pacifistas, durante la protesta pro-amnistía, el 1 de febrero de 1976. MANEL ARMENGOL. | FOTO: EL PAÍS 

Carlos Arias Navarro, entonces presidente del Gobierno, anunció el 20 de noviembre de 1975 a todos los españoles la muerte de Francisco Franco.  Muy emocionado, Arias leyó el testamento político del dictador antes de proferir con voz quebrada un ¡Viva España! Lo que no sabía el difunto, ni el presidente del gobierno, es todo lo que iba a venir posteriormente.

España empezó a crecer y dejó décadas de ostracismo en la cuneta. Quiso ponerse a la altura de las grandes potencias en todos los campos y el paso firme se dio años después con la ansiada Constitución de 1978, criticada por muchos a día de hoy con la necesidad de una reforma de manera urgente.  Sea como fuere, en aquel momento, aquel texto fue determinante en el porvenir de España en los años posteriores.

Tras la muerte del dictador, España cambió.  La vida de los españoles en aquel año cambiaba de manera vertiginosa debido a las manifestaciones constantes, las detenciones, ejecuciones, protestas, secuestros de periódicos, suspensiones de conciertos. Así lo recordó la escritora Rosa Montero, a los diez años de la muerte de Franco, en el periódico EL PAÍS, periódico que salió justo meses después (ya en 1976) de la muerte del dictador.

La muerte supuso la eclosión de ETA, como punto negativo de la democracia. Antes de entrar de llenos en la democracia, el 23 de febrero de 1981, conocido nacionalmente como el 23-F, España creyó volver al pasado más oscuro cuando el teniente coronel Antonio Tejero, durante la sesión de votación por la investidura del candidato a la presidencia del Gobierno, Leopoldo Calvo-Sotelo, asaltó el Palacio de las Cortes junto a un numeroso grupo de guardias civiles.  Tal dramático episodio acabó siendo un fallido Golpe de Estado.

En 1982 llegó el Partido Socialista, que cambió su forma de pensar marxista y se aproximó más a la realidad, con Felipe González a la cabeza —para muchos, pese a su últimos años oscuros, el mejor presidente que ha tenido España en democracia—y arrasó en las elecciones. Sustituido en 1996 por el Partido Popular con Jose María Aznar como cabeza pensante del partido, la derecha volvía a mandar en España. Muchos economistas coinciden que fueron años de crecimiento y de estabilidad económica en España,  pero su compromiso con George Bush en la guerra de Irak de 2003 lo echó todo por la borda.

El  golpe lo generó ese compromiso bélico con Estados Unidos y la contestación, por parte de Al-Qaeda, justo un año después de la unión. Los atentados del 11 de marzo de 2004, conocidos por el numerónimo 11-M, fue la gota que colmó la paciencia de la sociedad española en creer en un partido que les había engañado durante varios días con la intención de continuar como principal candidato a la reelección en el gobierno.

Los atentados supusieron un cambio en la mentalidad de los ciudadanos españoles,  y acabaron castigando al Partido Popular. En la oposición, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, ante todo pronóstico, se proclamó vencedor de las elecciones generales a la presidencia y supuso la llegada de nuevo del Partido Socialista Obrero Español a Moncloa.

Zapatero retiró las tropas de Irak,  como había prometido,  pero nunca fue claro en referencia a la crisis que avecinaba a España debido a la burbuja inmobiliaria procedente de los supuestos años benévolos de Aznar.  Ocultar la realidad, le supuso irse antes de tiempo de Moncloa y convocar elecciones anticipadas.  El pueblo español no perdonó,  al igual que tampoco lo hizo con Aznar ocho años antes,  y el Partido Socialista sucumbió ante los populares a finales del 2011. Cuatro años después de eso,  España sigue igual. Sumergida en un eterno bucle, donde un ¼ de españoles sigue sin encontrar un empleo que acabe con sus carencias financieras.

Y todo esto nos lleva a este 20 de noviembre de 2015, al día en el que se cumplen 40 años del inicio de la democracia en España. 40 años de complicada reestructuración, integración y lucha. Muchos son bastantes escépticos con la democracia española,  pero otros muchos aseguran que lo existente “es vida” frente a lo que había entonces.

Por tanto, habría que darle el valor que tiene a esta democracia, pese a las difíciles condiciones del país en la actualidad, debido a la crisis y a la inestabilidad política del momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s