Cruyff: “El fútbol me ha dado todo en la vida y fumar, casi me la quita”

El pasado martes se le detectó al ex jugador y ex entrenador del Fútbol Club Barcelona, Johan Cruyff, un cáncer de pulmón.  El holandés, de 68 años, se someterá a nuevas pruebas para saber con mejor detalle el alcance del tumor.  Por lo que se puede saber por fuentes cercanas al ex entrenador,  es que Johan se encuentra fuerte y con ánimo para afrontar este duro revés que le ha dado la vida.

En 1991, cuando su ‘Dream Team’ comenzó a carburar,  Cruyff ya fue intervenido a corazón abierto tras sufrir una insuficiencia coronaria en fase aguda.  Tras esta operación,  el holandés dejó de fumar y además,  protagonizó una campaña publicitaria en contra del tabaco, bajo el lema: “En mi vida he tenido dos grandes vicios: fumar y jugar a fútbol. El fútbol me ha dado todo en la vida y, en cambio, fumar, casi me lo quita”. A partir de dicha campaña,  Cruyff sustituyó el cigarro por los Chupa Chups para así paliar los nervios de los partidos de su Barcelona.

El holandés fue jugador del Barcelona entre las campañas 73/74 y 77/78, anotó 51 goles y jugó 184 partidos.  Para el recuerdo quedan goles antológicos como el que le hizo al Atlético de Madrid de manera acrobática o el partidazo que realizó junto a sus compañeros en el famoso 0-5 del Santiago Bernabéu.  Además,  como jugador azulgrana,  consiguió levantar el Balón de Oro de la prestigiosa revista francesa France Football.

Su etapa como entrenador, sin embargo, fue el lazo definitivo con un equipo que se identifica con Cruyff y con su manera de ver el fútbol.  En el banco azulgrana estuvo ocho temporadas, desde 1988 hasta 1996 y consiguió, entre otros títulos,  cuatro Ligas y la ansiada Copa de Europa —la primera del club— en Wembley (1992).

En 1996 fue cesado por la directiva que entonces dirigía José Luis Núñez,  pese a la inmensa protesta por parte de la hinchada culé.  Cruyff dejó de entrenar hasta 2009 cuando cogió las riendas de la Selección de Cataluña durante tres años (09-12), como su último grano de arena al fútbol.

Su relación con el Barcelona ha sido innegable,  no por eso ha dejado de tener enemigos en el club azulgrana. En la etapa de Joan Laporta,  fue nombrado presidente de honor del Barça,  cargo que le fue retirado con la llegada de Sandro Rosell a la presidencia. A partir de tal hecho,  su relación con el club fue a peor,  hasta el punto de llegar a devolver la insignia que lo convertía en mandatario honorífico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s