Ramos, Piqué, Pep y la consulta

pique ramos diez-660x330
No ayuda para nada que un jugador (Sergio Ramos) de tu propio combinado nacional salga en una rueda de prensa y diga: “Las últimas acciones de Piqué no ayudan.” A lo que le secundó una frase que ha dado que hablar: “Cuando yo gano no se me ocurre acordarme de nadie que no sean los míos.”  Ha dado que hablar porque ese jugador del que se habla se acordó, precisamente tras ganar un título (La Décima Copa de Europa), de sus vecinos (Atlético de Madrid).  Por la boca muere el pez nunca mejor dicho.
Las diferencias que puedan tener Sergio Ramos y Gerard Piqué; discrepancias que vienen de atrás de los numerosos piques en los Barça – Madrid del pasado, parecen que están aún candentes y no hay alma caritativa capaz de solucionarla. Ni el bueno de Del Bosque o el capitán Casillas, el artificie junto a Xavi Hernández de reconciliar a un grupo dividido allá por 2011, por los piques del pasado y que estuvo a punto de arruinar su carrera por diferencias con su entrenador de entonces, parecen ser la solución para reconciliar el desajuste matrimonial en la zaga.

“La gente expresa su malestar”

La metedura de pata de Ramos no ha hecho más que intensificar, aún más si cabe, todo lo que se ha formado —y seguirá formándose— con el ‘tema Piqué’.  El central catalán se ha visto envuelto en una polémica continua debido a su apoyo al derecho a decidir en Catalunya, así como por sus continuas ‘gracias’ hacia el rival (Real Madrid),  que por lo que se ve no han gustado demasiado ni en la capital ni en el resto de España.
Dándole vueltas a lo sucedido con Piqué en estos meses, habría que analizar paso a paso su situación y por qué la gente le pita cada vez que toca una pelota con la selección. Antes de la famosa celebración del triplete azulgrana, Piqué había jugado con España dos encuentros; uno de clasificación a la Eurocopa 2016 y otro amistoso en el Ámsterdam Arena ante Holanda. En el partido ante Ucrania, que se disputó en el Ramón Sánchez Pizjuán (Sevilla) el pasado 27 de marzo, el jugador del Barcelona disputó los 90’ con total normalidad, sin pitos ni insultos.
La Selección Española no se volvió a reunir hasta junio, una vez culminada la temporada, que es cuando empieza el calvario para el central. Antes de que se concentrara con La Roja, Piqué fue protagonista por dos hechos que ocurrieron en apenas dos semanas. Uno de ellos es de sobra conocido, y ya mencionado con anterioridad; en la celebración del Barcelona se acordó del Real Madrid de manera indirecta.  Pero antes de eso,  el jugador catalán tuvo unas palabras en referencia a los pitos hacia el himno antes del encuentro contra el Athletic Club de Bilbao en la Final de la Copa del Rey: “La gente expresa su malestar.”

LEE: Mira lo que dijo Carles Puyol, exjugador del Barcelona, sobre los pitos hacia el himno. 

Después de resumir los hechos en apenas dos párrafos, la pregunta es, ¿por qué la gente odia a Piqué? Su apoyo a la independencia de Cataluña parece ser el motivo —no el único— por el que la gente no lo traga, además de sus incidencias con la Guardia Urbana o sus gracias que no hacen tanta gracia en algunos rincones de España. A veces lo que la gente olvida, porque en esto del pseudoperiodismo es muy normal,  son algunas frases que sí dicen los jugadores y se quedan en el olvido, dilapidadas en la tercera o cuarta página del buscador de Google. Hace menos de un año (octubre de 2014), Gerard Piqué dejó algunas palabras acerca de la posible independencia de Catalunya de España: “La independencia haría a Cataluña y a España más débiles.” o “No pido la independencia de Cataluña sino una consulta y quiero estar aquí (en referencia a que quería estar en la Selección Española).”
El jugador no se ha declarado ‘independentista’, como si lo ha hecho en público en más de una ocasión Pep Guardiola. El exentrenador del Barcelona y actual técnico del Bayern de Munich lo dejó claro hace unos días en una entrevista para la campaña Guanyarem en defensa del deporte catalán: “Si hubiese habido una estado catalán, habría jugado con Catalunya.” Directo y sin tapujos. Sus razones tendrá el excentrocampista que defendió la camiseta nacional en 47 ocasiones.

“La independencia haría a Cataluña y a España más débiles.”

Sea como fuere, de estar a favor de una consulta (Piqué) a ser independista de pura cepa (Guardiola) hay una cierta diferencia que no es entendida en el resto de España, aunque eso es un tema delicado que es mejor dejarlo para que sea discutido en secciones políticas y no deportivas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s