El morbo lo pone José Mourinho

El morbo lo pone José Mourinho

Mourinho-se-encuentra-muy-feli_54379763880_54028874188_960_639_BN

A las 02:00 am (hora española) se disputará en Estados Unidos un partido que, pese a ser amistoso, siempre tiene un plus añadido por el morbo de volver a ver a José Mourinho enfrentarse al que un día fue su equipo —como traductor y segundo entrenador—, para que posteriormente acabase siendo su eterno rival.  Mourinho, tras eliminar al Barcelona en las semifinales de Liga de Campeones de 2010, dejó unas palabras para el recuerdo: “Está claro que acabaré mi carrera sin entrenar al Barcelona.” El entonces entrenador del Inter de Milán se convirtió, si ya no lo fue en su etapa blue, en el enemigo número uno de la hinchada culé. Su celebración de manera efusiva tras acabar el choque (1-0) de champions, no sentó nada bien en el coliseo catalán.
Años antes de su vinculación en Londres con el Chelsea, el entrenador blue sonó, y fuerte, para ser técnico del nuevo Barcelona de Joan Laporta. Además del portugués, sonaron también Koeman y el que definitivamente fue el elegido, Frank Rijkaard.  Ante el bueno de Frank el portugués se enfrentó en seis ocasiones con dos victorias para cada equipo y dos empates. En su primer enfrentamiento directo, partidos que se disputaron en la temporada 2004-2005, el Barcelona de Ronaldinho, Eto’o, Deco y compañía, se enfrentaba al ‘SuperChelsea’ de Lampard, Robben, Drogba, entre otros.  El primer duelo se lo llevó el Barcelona por 2-1 en el Camp Nou pero el 4-2 de la vuelta en el Bridge les sirvió a los pupilos de José Mourinho para clasificarse para los cuartos de final. De aquella eliminatoria no hay que olvidar el estratosférico gol de Ronaldinho —el segundo gol del Barcelona que entonces clasificaba a los catalanes— y el tremendo rifirrafe entre ambos equipos al final del encuentro. Quizá ahí, en ese momento, empezó ese duelo particular entre ambos equipos.
A la temporada siguiente (2005-2006), los de Frank Rijkaard le devolvieron la moneda a los de Mourinho. La misma eliminatoria (Octavos de final), pero esta vez la ida era en Stamford Bridge. El portugués, tan astuto como siempre, se cargó por así decirlo el césped del Bridge y el bonito encuentro que se esperaba acabó convirtiéndose en un choque duro debido a que el césped estaba envuelto en un barrizal donde el fútbol era impracticable. Pese a ello, el Barcelona no se arrugó y aprendió la lección del año antes. Acabó imponiéndose por 1-2  sobre los de Mourinho y este, resignado por una decisión arbitral —expulsión en la primera parte de Del Horno tras una entrada a destiempo sobre Leo Messi—, acabó dejando su sello en la rueda de prensa posterior: “Messi hizo teatro del bueno”.  Días después, el choque de vuelta acabó en tablas.  Ronaldinho puso la directa a los cuartos de final con un gol de los ‘suyos’ y Lampard empató al final de penalti.

“Messi es único y es imposible marcarle al hombre”

Un año después,  los de Frank Rijkaard y los de José Mourinho se volvieron a ver las caras pero esta vez antes de lo esperado: en la fase de grupos de la temporada 2006-2007.  Las jornadas 3 y 4 del grupo depararon dos choques frenéticos con muchos cabos pendientes sin resolver. La ida en Londres se la llevó el Chelsea con un solitario gol de Drogba y la vuelta el resultado quedó en tablas (2-2) en un partido que el Barcelona tenía ganado hasta el empate de Drogba en el tiempo de descuento.  En aquel choque,  Lampard hizo, posiblemente, el mejor gol de aquella edición de la Liga de Campeones.
La huida de Mourinho del escenario futbolístico privó a los aficionados de volver a ver un nuevo Chelsea – Barcelona en 2007-2008.  Aquel año el portugués se marchó del equipo londinense con la temporada empezada y se tomó un ‘año sabático’ antes de acabar fichando por el Inter.
En 2009-2010, ya con Pep Guardiola en el banquillo, el Barcelona se enfrentó al equipo milanés en cuatro ocasiones, con dos victorias para los azulgranas, un empate sin goles y una crucial victoria a favor de los de José Mourinho. En la fase de grupos un Barça sin Ibrahimovic ni Leo Messi, plantó cara al campeón italiano. Mourinho, sorprendentemente, pasó desapercibido en su primera visita al coliseo culé. El partido de ida acabó como empezó: sin goles. A la vuelta, el Barcelona se impuso por 2-0 ante un Inter que solo supo defenderse. Pero aquello fue todo un espejismo y la antesala a lo que iba a suceder meses después entre italianos y catalanes.
El Barcelona e Inter se volvían a ver las caras y esta vez con todos los cracks disponibles, incluso Guardiola contó en esa eliminatoria con el desahuciado Ibrahimovic, que acabó siendo desplazado al banquillo por el joven Bojan y por sus diferencias con el entrenador catalán. El Inter se impuso 3-1 en la ida de semifinales y el Barça necesitaba un 2-0 (o un marcador de dos o más goles para pasar) en el Camp Nou. Una semana después del desastre en Milán, el Barcelona fue incapaz de remontar el marcador y el Inter de Mourinho acabó pasando a la final del Santiago Bernabéu.
A raíz de ahí, si ya no fue poco todo lo que sucedió entre el Barcelona y José Mourinho en su etapa como entrenador del Chelsea, el odio se extendió hasta tal punto que el portugués dijo tras eliminar al Barcelona aquello que ya se ha expuesto arriba en este post: “Está claro que acabaré mi carrera sin entrenar al Barcelona.” El portugués lo tenía claro, por eso acabó fichando por el Real Madrid a la temporada siguiente y todo el mundo sabe lo que ocurrió en las tres campañas posteriores.
Y todo esto conduce hasta hoy, hasta julio de 2015.  Desde su vuelta a Londres Mourinho no se ha enfrentado al que una vez fue su equipo… y su enemigo. Pese a ser un partido amistoso, pese a que desde que salió del Real Madrid ha dejado de atizar al Barcelona y en cambio, se han visto comentarios del tipo: “Messi es único y es imposible marcarle al hombre”,  el morbo está servido. Un enfrentamiento entre un equipo que dirige el portugués y el Barcelona, siempre estará marcado por todo aquello que ya se dijo con anterioridad. Del odio al amor solo hay un paso,  aunque entre Mourinho y el Barcelona, hay más de uno.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s