Virginia: “Las redes sociales han influido más de lo que podíamos imaginar”

Virginia Martínez (1981) es una dependienta de un reconocido supermercado de Andalucía que ha vivido a lo largo de estas tres últimas décadas la evolución de los ordenadores e Internet. Ella,  reacia hasta hace apenas dos años a adaptarse a las nuevas tecnologías,  tiene unos minutos libres para atender a las preguntas realizadas. Pasen, lean y disfruten.

SONY DSC

Virginia Martínez | FOTO:  propia

¿Qué o quién ha influido en ti en tu idea de utilizar Smartphone y meterte de lleno al mundo digital? 
Principalmente tenía un móvil básico que solo servía para llamar pero mi novio acabó la permanencia y se sacó un móvil nuevo y me dio el suyo. Y por lo tanto, me ha influido muchísimo. Yo antes tenía Facebook, pero yo el Facebook lo abría de vez en cuando. Y ahora con el Smartphone en un momento lo abres,  veo fotos y subo fotos. Con el WhatsApp lo mismo. Yo el WhatsApp no sabía bien para qué era. Mantengo el contacto con muchas personas que no veo día a día y ahora en un momento dado dices “Hola, que tal” y ya mantienes el contacto que tenías con esa persona anteriormente.
Entonces, ¿cómo han  influido las Redes Sociales en tu entorno social?
En mi día a día no veo a ciertas personas pero a día de hoy es más fácil porque estamos todo el día conectados y además no cuesta dinero (o te cuesta bastante poco).  Con el Facebook subimos fotos y por lo tanto, eso genera que la gente se ponga en contacto conmigo y me pregunte y por lo tanto se crean lazos de amistad que sin las redes sociales sería imposible.
¿Y en tu trabajo?
En el trabajo hoy en día prácticamente es necesario tener un Smartphone. Nos piden fotos del trabajo o estar en contacto conmigo, simplemente. Nosotros, en mi trabajo estamos en contacto mediante un grupo y así nos enteramos de lo que pasa en todos los supermercados distintos.

El problema, para mi parecer, no es la tecnología en sí, sino el problema es el mal uso de la tecnología. El problema es del hombre que no sabe usar las cosas, es decir, que cuando tiene algo bueno él mismo acaba destruyéndolo

¿Ha influido las redes sociales en tu empresa?
¡Claro que han influido! Tú te metes en la página web de mi supermercado y se enlaza a las redes sociales, como por ejemplo a la página de Facebook donde hay muchas ofertas del supermercado. Hoy en día todo está más unido. Hoy puedes comprar por teléfono, por Internet, etc. Tan fácil como meterse en  tu móvil y poder hacer una compra,  eso hace diez años era impensable.  Las redes sociales han influido más de lo que podíamos imaginar.
En global, ¿han influido las redes sociales?, ¿tú qué piensas?
Hay cosas buenas y cosas malas. Es bueno porque casi todo es muy fácil, todo está al alcance de tu mano. Pero hay cosas que se estás perdiendo. En mi trabajo personalmente como se puede comprar por Internet,  llegará un momento en el que se pierda el contacto físico de la persona, por lo tanto eso me repercute porque llegará un momento que no hagamos falta tantas personas en una empresa.
Entonces las nuevas tecnologías, a la larga, serán perjudiciales para los humanos en el mundo laboral.
Sí, totalmente. Influirá negativamente por supuesto. Se abrirán nuevos puestos de trabajo pero se agotarán en otras áreas, como en mi trabajo.
¿Qué opinión tienes de las redes sociales a lo largo de estos años?
Yo pienso que el progreso, en todo, es bueno. Conocemos a mucha gente y tenemos al alcance cualquier cosa pero también existen muchos problemas.  Todo esto puede desencadenar en aspectos negativos como que el móvil puede destruir a una persona.  Cuando estamos en determinadas edades es muy importante su estatus personal (personas jovencitas entre 18 o 19 años).  Si te hacen una foto de una manera que no te gusta y la suben por equivocación o porque quieran fastidiarte, te pueden destrozar la vida.
El problema de todo esto, es que hay niños que están haciendo la comunión y ya están con las tabletas y lo móviles, y eso es un problema.  El problema, para mi parecer, no es la tecnología en sí, sino el problema es el mal uso de la tecnología. El problema es del hombre que no sabe usar las cosas, es decir, que cuando tiene algo bueno él mismo acaba destruyéndolo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s