Óscar Gómez: “El 88% del tráfico online viene dado por las redes sociales”

Óscar Gómez,  director de El Correo de Andalucía,  en un rato libre de su ajetreada agenda nos atiende en su oficina y allí nos habla de la influencia de las redes sociales en el ámbito social, en el ámbito periodístico e incluso se atreve a vaticinar el futuro, no muy lejano, de estas herramientas.  Pasen, lean y disfruten.

04. Entrevista_OG

Óscar Gómez en su oficina de El Correo de Andalucía | FOTO: Propia

¿Cómo han influido las redes sociales en tu entorno laboral?
Las redes sociales en mi trabajo me han servido para distintos aspectos.  Durante los últimos años me he dedicado mucho en hacer trabajos de formación como de difusión periódica en Centroamérica, concretamente en Nicaragua, aunque también he estado en El Salvador y en Guatemala.  El trabajo,  una vez hecho tanto a través de la radio como a través de las plataformas online,  se difundía mediante las redes sociales.
Para mí, personalmente, las redes sociales han supuesto una herramienta básica. Según los datos que he ido conociendo, porque me ha interesado mucho conocer sobre la implantación de las redes sociales y su repercusión en el trabajo de los medios de comunicación, ha accedido a datos que me parecían interesantísimos, como que en algunos medios en concreto de muchísimo prestigio el 88% del tráfico online viene dado por las redes sociales.
¿Toda la información proviene entonces de las redes sociales?
La información no es que provenga de las redes sociales, sino que el 12% de los usuarios acceden directamente a la información al sitio web para ver las noticias y el 88% restante se entera a través de las redes sociales.
Se puede decir con esto que la información que no pasa por las redes sociales es como si no existiese.
No es que no exista,  porque hay muchos usuarios que tienen la costumbre de ir al sitio web, pero probablemente tendría mucho menos tráfico si no existiesen las redes sociales.  Tanto como decir no existiría la información si no existiesen las redes sociales, no.  Porque en definitiva, si yo me convierto en prescriptor de una determinada información y la difundo a través de mi cuenta de Twitter o a través de WhatsApp, en un importante número de los casos es porque yo previamente he accedido al sitio web.

El vídeo que se muestra a continuación explica, desde el punto de vista de Oscar Gómez, como han influido las redes sociales en el ámbito periodístico. 

¿Las redes sociales son un arma de doble filo para aquellas personas que no saben utilizar correctamente las herramientas?
Absolutamente.  Te pongo un ejemplo muy claro: la Primavera Árabe.  En las manifestaciones de la Primavera Árabe había 30.000 manifestantes con un teléfono móvil y enviando fotos de algo que se estaba produciendo en ese mismo instante. Eso tiene un valor incuestionable, y como hasta entonces no se había visto en ninguna otra ocasión de transferencia de información desde el lugar en el que se está produciendo la información (los hechos).  Pero esto, realmente, a los periodistas no nos debe servir, porque esas 30.000 personas se estaban manifestando por una causa,  no son objetivos.  No estamos hablando de que fueran 30.000 periodistas, cada uno con una visión diferente y tendente precisamente a la objetividad. Eran 30.000 personas luchando por la misma causa.  Entonces sirve como medio de transferencia de información, por supuesto que sí, pero siempre hay que ponerla en cuestión y siempre hay que enfrentarla con la otra parte, porque eso es uno de los principios básicos del periodismo: contrastar la información y escuchar a la otra parte.
¿Las redes sociales pueden servir como herramientas de propaganda?
Efectivamente, hay que distinguir entre la información y la propaganda.
¿Qué opinión tiene de la evolución de las redes sociales a lo largo de esta última década?
La evolución que se está dando es muy higiénica.  Porque se están modificando distintos mercados, no solo el de la información, sino también el de Internet, por lo tanto las empresas no optan por tener un sitio Web, sino tener una página en Facebook.  Y en el caso de los medios de comunicación han servido a las redes sociales para difundir las informaciones de los sitios online, pero al mismo tiempo para obtener unas audiencias cautivas.  No es en un sentido peyorativo,  quiero decir con esto es que siempre están ahí y de alguna manera somos sus prescriptores.
Las redes sociales han evolucionado, en la relación íntima con el periodismo,  yo creo que a mejor, cada vez se entienden mejor. Los medios cada vez utilizamos más y mejor las redes sociales y éstas utilizan cada vez más y mejor la potencialidad de los medios.
¿Se entenderían los medios de comunicación sin las redes sociales?
Yo no creo que se podrían entenderse los medios sin las redes sociales.  A la televisión y a los periódicos online las redes sociales les ha aportado algo que era casi exclusivo de la radio: la interactuación con las audiencias. En el caso de la radio, se hacía por teléfono, eso pasó también a la televisión y ahora ocurre a través del Twitter.

La radio online tendrá su revolución cuando llegue al coche por Internet.  Esa es la verdadera revolución del futuro

¿Cuál es el futuro de las redes sociales?
Es una pregunta complicada,  pero no soy capaz de vislumbrar el futuro que le acarrea.  De lo que estoy seguro es que las redes sociales van a evolucionar, no sé cómo (y si lo supiera no estaría aquí, risas).  Lo que sí estoy convencido es que las redes sociales van a evolucionar —de hecho ya lo están haciendo—los medios de comunicación.
¿El periodismo en sí o solo los medios de comunicación?
No tanto el periodismo en sí, porque el periodismo tiene unos preceptos que son inviolables (romántico del periodismo se declara Óscar Gómez), eso que se decía antes de ese premisa fundamental que es la de contrastar las informaciones, y eso espero que no se modifique nunca.  Probablemente se modifiquen las formas en la que contrastemos las informaciones. A alguien se le ocurrirá, por ejemplo, en su sitio online un nuevo modo de entender la información.
De lo que si estoy convencido es que las herramientas que tenemos en el smartphone van a seguir evolucionando mucho los medios de comunicación.  Un ejemplo muy claro es Vox.com que es un medio de referencia en Estados Unidos y solo existe online. Es un medio, curiosamente, que solo cuenta lo que consideran interesante y además con un enfoque diferente. Lo que consiguen es un público que se prescribe a las informaciones que le resultan interesantes.  No van por un público que les tienes que informar en cada momento de lo que está pasando en cada rincón del mundo, porque no existe ningún medio con esas herramientas.  Lo que se busca es una información concreta,  las redes sociales, por lo tanto nos van a llevar a aquellos perfiles que para nosotros tienen criterios en determinados ámbitos.
Si para mí un gran político es Iñaki Gabilondo pues si yo veo un tweet de éste que me recomienda una información de El Correo web, y no porque yo siga dicho periódico digital, sino porque me lo recomienda Iñaki Gabilondo.
Y todo esto a través de las redes sociales porque el resto de formatos están obsoletos. La televisión que pretende contarnos todo a todas horas es un modelo con un altísimo coste de dinero de producción, con una escasa rentabilidad y obsoleto para un usuario como es la generación actual: los nativos digitales.  Ya no es necesario que se espere al informativo de las 20:00 horas de la tarde, porque ya se sabe toda la información por las redes sociales.
El periodismo en papel, otro formato que está más que obsoleto, tiende a desaparecer.  Se reciclará para cierto grupo muy específico y de altísima calidad. Hay un público que estaría dispuesto a pagar. En el caso de la radio, es el medio que más futuro tiene.
¿Más que Internet?
Sí y no. Internet relacionado con la radio, sí.  Porque actualmente la radio online no es un modelo de negocio que se sustente por sí mismo. Quizá el Podcast sí, pero volvemos a lo mismo de lo de antes: el podcast si lo entendemos como un contenido específico, para un usuario específico y nos obligue a prescribirnos.
La radio online tendrá su revolución cuando llegue al coche por Internet.  Esa es la verdadera revolución del futuro. Ya fue una revolución a mitad del siglo XX y lo volverá a ser —desde mi punto de vista— en este siglo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s