El cine se beneficia del Black Friday

  • El Black Friday irrumpe en España con fuerza en empresas como El Corte Inglés, Amazon o Media Markt

  • El sector del Cine se beneficia de este ‘Viernes Negro’ gracias a los numerosos descuentos en distintas empresas

Las colas de los grandes almacenes —y no tan grandes— abarrotadas.  Multitud de comercios se enganchan al conocido ya por muchos españoles como «Viernes Negro». El Black Friday, para los que no lo sepan todavía es una jornada de descuentos que es tradicional en los Estados Unidos.  Esto se celebra el cuarto viernes de noviembre, que coincide en la jornada posterior al día de Acción de Gracias, que se celebra el cuarto jueves de noviembre.  Ese viernes es festivo para buena parte de los norteamericanos, que por lo tanto, aprovechan para hacer las primeras compras de cara a la Navidad.
A los españoles les gusta mucho eso de acoger fiestas norteamericanas. Pasó con Halloween y con hacer regalos el 24 de diciembre —día de Nochebuena— en homenaje a Papa Noel o Santa Claus.  Si con estas no tenía suficiente la sociedad española, también acoge de buen gusto el ya nombrado Black Friday.  En España se ha ido incorporando poco a poco. Cada vez hay más empresas que se han unido a la causa y han hecho sus respectivos descuentos en determinados productos.  En 2013 es cuando empezó a calar con más fuerza en el mercado español gracias a la publicidad. Grandes empresas como Amazon o El Corte Inglés se sumaron para hacer del ‘Viernes Negro’ un día especial para el consumidor español.  En 2014 se ha ido extendiendo, aún más si cabe, gracias al poder del marketing publicitario, las Redes Sociales y por la fuerza del comercio electrónico y las plataformas de venta online. El objetivo de todos los comercios es lanzar ofertas y atraer a los compradores para que éstos adelanten sus compras navideñas en fechas aún fuera de contexto.
El Black Friday no es cuestión de un solo día, en España se alarga.  Las grandes empresas han decidido que el ‘Viernes Negro’ pase a ser cuatro días de oro. En empresas como El Corte Inglés, Zara, Decathlon o Media Markt  el Black Friday se alarga hasta el domingo (desde el jueves).  En cambio, en Estados Unidos, el día conmemorativo es solo el viernes, el día posterior al día de Acción de Gracias. También se celebra el lunes como día cybermonday, dedicado a las tiendas de comercio electrónico, pero no cuatro días como sucede en España.
En el sector cinematográfico, el Black Friday ha calado notablemente. Grandes empresas como El Corte Inglés, Amazon o Media Markt han impuesto descuentos en sus productos de cine (películas y series en formato Blu-Ray o DVD) que oscilan entre el 25% y el 50%. Esto es una gran noticia para el sector del cine, desahuciado por sus elevados precios y por su lucha infinita contra la piratería.
El cine es un sector dañado —no el único— notablemente por la piratería.  Gracias a este Black Friday el cinéfilo más empedernido puede adquirir productos a un precio más asequible para los bolsillos. Desde la Trilogía de El Caballero Oscuro de Nolan por menos de 16€ en El Corte Inglés, hasta la serie completa de House en Blu-Ray por 89,34€ en Amazon.  Hay numerosas gangas en determinados productos de cine o descuentos razonables en muchos otros, para hacer posible que el sector crezca y no decaiga por culpa de una piratería infalible que cada día es más difícil de detener.
Gracias a días como el Black Friday el cine se beneficia de numerosos descuentos. Los consumidores acceden a estos títulos en masa y se llevan a casa versiones originales de grandes títulos.
El objetivo de este Black Friday no es solo el hecho de vender aquello que la gente no va a comprar si no está rebajado, sino tiene como fin que las empresas vendan para poder mantenerse. El consumismo en la sociedad es necesario para que las empresas puedan seguir adelante y el trabajo siga en alza. Es todo una cadena realmente. Es todo un bucle: el trabajo existe siempre y cuando la empresa siga en alza. Las empresas siguen en alza si las personas consumen. Si estas no consumen, no se genera trabajo y por lo tanto hay despidos.
Con esto último no se pretende hacer creer al lector que es necesario ‘comprar como locos’ para evitar la caída de las empresas. No, no es la intención. La intención radica en el hecho de evitar la piratería con el consumo de películas o series originales.  Lo gratis tiene un precio, por lo tanto no está de más recordar que nada es gratis y por lo tanto, el cine no va a ser una excepción. Por lo que, el Black Friday no solo es beneficioso para las empresas en sí (hacen mayores ventas en estos cuatro días excepcionales que en un mes normal), sino que también lo es para determinados sectores dañados hasta la saciedad, como es el caso del cine.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s