Descansa en paz, Tito

Descansa en paz, Tito

ÁNGEL MARTÍNEZ | @ajmm88

Tito - DEP2

“Valorad lo que tenéis, nunca sabes cuándo llega tu momento”. La frase la pronunció Tito Vilanova en su primera intervención tras volver de Estados Unidos. Una charla, que según Xavi Hernández, fue como una inyección de “motivación extra espectacular” para un equipo algo dubitativo tras algún que otro pinchazo la temporada pasada. Una frase que resume muy bien los últimos dos años y medio del ex entrenador del Barcelona, luchando ante un cáncer de glándula parótida que ha sido más fuerte que él.

Una lucha constante

En noviembre de 2011 fue intervenido por primera vez, siendo operado con éxito y dado de alta médica a los seis días de ser operado. Su aparición fugar en diciembre del mismo año fue la mejor noticia posible para el Barcelona y para los aficionados – y no aficionados – al fútbol. El segundo de Pep superaba así una enfermedad muy complicada y emulaba a Eric Abidal, que también había sido intervenido por un tumor en el hígado.

El Doctor Pruna, en mayo del 2012, anunciaba que Tito Vilanova estaba curado y libre de enfermedad. La noticia fue la más esperada por él, la familia y por el seno del club, club en el que iba a recalar como primer entrenador sustituyendo a su amigo y compañero durante cinco años, Pep Guardiola.

El entrenador catalán cumplía un sueño: el de ser entrenador del Barcelona. Era el momento de dar un paso más en su carrera y fue cauto desde el primer día de su presentación: “Perderé cualquier tipo de comparación con Guardiola”. Razón no le faltaba a Tito aunque lo que no sabía el nuevo técnico culé es que él, el que iba a perder en todas las comparaciones con Pep, iba a ser el entrenador del mejor Barça de la historia. Levantó la liga de los 100 puntos e igualó el récord de Mourinho del año antes, casi nada.

Tras ser intervenido una segunda vez en Nueva York durante la temporada 2012-2013, en el que dirigió al Barcelona como entrenador, el catalán tuvo que abandonar por completo la disciplina culé en julio del 2013 para centrarse por completo en la lucha contra el cáncer.

Nueve meses después de su despedida de los terrenos de juego y de los focos mediáticos, Tito Vilanova fallece a la edad de 45 años tras ser intervenido de urgencias el pasado jueves de su enfermedad. El FC Barcelona, en un comunicado oficial del club, confirmó y lamentó la muerte del ex entrenador: “El club quiere expresar el pésame a su familia, con la que comparte estos momentos de dolor, juntamente con los socios, aficionados del FC Barcelona y todo el mundo del fútbol y del deporte”.

Un día de luto para el deporte

El viernes 25 de abril será recordado, para muchos, como el día en el que Tito Vilanova dejó su hueco vacío en el mundo del deporte, en el mundo del fútbol. Su hueco, imposible de sustituir, se resume en una Liga con el Barcelona en 2013, cinco años formando parte del equipo de Pep Guardiola (2007-2012) y su etapa en las categorías inferiores, destacando el ‘Cadebe B’ azulgrana, una generación que contaba con jugadores como Leo Messi, Cesc Fábregas y Gerard Piqué, que luego el propio Tito entrenó en el primer equipo azulgrana.

Su emotiva carta de despedida

En julio del 2013, el malogrado ex técnico azulgrana tuvo que abandonar la disciplina culé tras recaer por tercera vez de su enfermedad. Tras la noticia, el propio Tito, dejó una carta de despedida emotiva que llegó al corazón a más de un aficionado azulgrana y del fútbol.

Después de cinco años maravillosos formando parte de un equipo que ha hecho realidad los sueños de cualquier entrenador, ha llegado el momento de afrontar un cambio en mi vida profesional para dedicar fuerzas y energías a continuar el proceso de la enfermedad que me diagnosticaron hace un año y medio.

Los tratamientos que debo seguir a partir de ahora no hacen recomendable, según la opinión de los médicos, que me pueda dedicar al cien por cien a las tareas propias del primer entrenador de un equipo de la exigencia del FC Barcelona, pero continuaré muy de cerca y seguiré trabajando por este Club que tanto amo en otras tareas del área deportiva.

No es fácil dejar este grupo de personas tan especiales, los jugadores, los compañeros de ‘staff’ y amigos con los que he compartido tantas vivencias inolvidables. Les estaré eternamente agradecido por todo lo que me han dado y lo que me han demostrado. La calidad humana y futbolística de este equipo está a prueba de cualquier obstáculo y estoy convencido de que afrontará con toda su capacidad los nuevos retos deportivos de una temporada que debe ser ilusionante para todos.

También quiero agradecer especialmente al presidente, a toda la Junta Directiva y al director deportivo Andoni Zubizarreta toda la confianza que pusieron en mí y, sobre todo, su apoyo incondicional, tanto deportivo como personal. Igualmente importante para mí es el apoyo médico y humano que recibo tanto del doctor Ramón Canal como de su equipo de médicos que están a mi lado. Sé que este partido no lo juego solo, que formo parte de un Club solidario que me ayudará a salir adelante en este largo proceso, como ha hecho hasta ahora.

A todos vosotros, socios y aficionados del Barça, también quiero agradeceros de todo corazón las muestras de apoyo y afecto que me habéis hecho llegar, no sólo ahora sino a lo largo de los últimos meses.

Deciros que estoy tranquilo, fuerte y que afronto esta nueva etapa en el proceso de mi enfermedad con plena confianza de que todo irá bien.

Muchas gracias también a todos los aficionados del fútbol, a colegas de profesión, clubes, deportistas y personas conocidas y anónimas por vuestros mensajes de ánimo que tanto nos reconfortan a mí y a mi familia.

Son momentos difíciles para los míos y por eso he pedido a los medios de comunicación respeto y comprensión. Ahora que he dejado de ser el entrenador del Barça espero poder tener la tranquilidad y privacidad que tanto yo como mi familia necesitamos en estos momentos.

No quisiera terminar esta carta sin desear mucha suerte y todos los éxitos al nuevo entrenador del mejor equipo del mundo.

Muchas gracias a todos.

Tito Vilanova

Hasta siempre, Tito

Vicente del Bosque habla de que era una “persona entrañable”, Bartomeu afirma que “Tito es un referente humano y futbolístico eterno para el Barcelona, José Mourinho asegura “que es un día muy triste para el fútbol”.  Todos han aportado su granito de arena en un momento muy delicado, un momento muy difícil por el que hay que pasar desgraciadamente.

Su muerte, que muchos de manera errónea la confirmaron mucho antes, ha conmocionado al mundo del deporte. Tito, el hombre destinado a llevar el timón del club de su vida, descansa ya en paz. El entrenador que se convirtió por sorpresa para él mismo en historia del barcelonismo ya yace como un mito de éste.  Hasta siempre Tito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s