Aprendieron a ganar perdiendo

Aprendieron a ganar perdiendo

Ángel Martínez | @ajmm88

_67556055_scholes2008

Sí, es así. El barcelonismo está mal acostumbrado, muy mal. Se ganaba todo lo que se ponía por delante, fueron cuatro años maravillosos donde se consiguieron 14 de 19 títulos posibles. La Champions del 2010 ante el Inter de Mourinho o la del 2012 ante el Chelsea de Di Matteo dejaron al Barça de Guardiola con la miel en los labios de conseguir otra ‘Orejona’. La del 2009, con Messi y Eto’o de protagonistas, y la del 2011, con el MVP – Messi, Villa y Pedro – en el ataque, dejaron al Manchester de Ferguson sin el título más apreciado.

Como se muestra, dos Champions se quedaron en el camino, a su vez, la Copa del Rey del 2010, eliminados por un Sevilla a la postre campeón, y en la final del 2011, con un Madrid superlativo que supo combatir contra el mejor Barça de la historia. Un año después, el Madrid de Mourinho se llevó la liga de los 100 puntos y dejó al Barça, por primera vez en tres años, sin una liga que llevarse a las vitrinas.

Cinco títulos se perdieron, los cinco los ganó, casualmente, el equipo que eliminó al Barcelona. El equipo catalán siempre se repuso de una derrota dolorosa, pero aquel Barça era distinto. Luego llegó la transición, los problemas extradeportivos y no tan extradeportivos. El mejor Barça de la historia estaba en caída libre, a pesar de ganar una liga con 100 puntos el año después de la huida de Guardiola.

La eliminación ante el Atlético en cuartos de Liga de Campeones y la derrota en Granada no son avisos de lo que puede pasar en el futuro, sino una realidad cruel. Este Barça está en caída libre y nadie lo puede remediar. Incluso, ganando la Copa del Rey ante el Madrid no remediaría un fracaso deportivo que empezó en verano con el discutido fichaje de Neymar por unos 86 millones de € (o más) y no reforzando una defensa que hace aguas desde hace bastante tiempo.

El mejor Barça de la historia se formó tras el fracaso de otro gran Barcelona, eso que nadie lo olvide. Rijkaard dictaminó sentencia en Old Trafford con un equipo formado por: Valdés, Zambrotta, Milito, Puyol, Abidal, Touré, Xavi, Deco, Iniesta, Messi y Eto’o. Un año después, con los mismos hombres, salvo Deco y Zambrotta, Pep Guardiola consiguió el triplete histórico.

La teoría es la siguiente: El Barcelona supo rehacerse y aprender de los errores del pasado. En definitiva, aprendieron a ganar perdiendo. Tuvo que hincar la rodilla en Manchester para vengarse, del propio United, un año después en Roma y conseguir todo lo que se logró después.

La revolución de 2008 dio un fruto incuestionable en un equipo que se llevó dos años jugando a ratos, justo después de haber ganado la ansiada Liga de Campeones en París en 2006. Pep introdujo una serie de cambios en un equipo que venía de fracasar un año antes y consiguió (casi) todo lo que se puso por delante.

2014, la huida del Tata, la más que posible llegada de un nuevo presidente – si es que hay elecciones finalmente – y la probable, y necesaria, incorporación de nuevos jugadores, se presume como el año de la transición azulgrana. Una transición tardía pero obligatoria para un equipo que necesita regenerarse para volver a competir contra los mejores conjuntos del continente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s