Un adiós inminente

Un adiós inminente

Ángel Martínez | @ajmm88

Valdés sale en camilla del Camp Nou | Cadenaser
Valdés sale en camilla del Camp Nou | Cadenaser

Fugazmente nos abandonó. Avisó durante dos temporadas que su huida era inminente, que quería conocer otras culturas, otro ambiente, otro fútbol. Por más que insistió la afición, sin cesar con sus pancartas un partido sí y otro también, fue imposible convencer al que para muchos era el mejor portero del momento. Era, porque la desgraciada lesión sufrida ante el Celta en el último partido de liga ha propiciado que se emplee el pasado en vez del presente. Valdés es pasado, aunque siga en el Barcelona, por el hecho de que ya no volverá a vestir la camiseta azulgrana, salvo por sorpresa de última hora o mediante algún partido de conmemoración.

El de Hospitalet, que sigue sin desvelar donde jugará la próxima temporada, se perderá el que a priori iba a ser su último gran evento con la Selección Española: el Mundial de Brasil. Su brillante actuación en las últimas campañas, ha generado muchas dudas en la opinión pública respecto a quién debe ser el portero titular de España. La cadena perpetua que vive Casillas desde diciembre de 2012 con el Real Madrid, cuando José Mourinho decidió dejarlo en el banquillo por primera vez en diez años, han puesto en entredicho la titularidad del madrileño con la Roja.

No solo el Mundial de Brasil se perderá el portero catalán, su despedida del Camp Nou se adelantó a marzo y con ello su adiós al estadio que le vio crecer y convertirse en el mejor portero de los últimos veinte años en el Barcelona. Ni Alfred Hitchcock hubiese escrito un final más ‘terrorífico’ que el de Valdés con el equipo de toda su vida. Salió en camilla, revuelto de dolor. Quizá en ese momento no lo pensó, pero eran sus últimos minutos en el Camp Nou con la elástica azulgrana, era su última experiencia como futbolista del Barcelona.

A grito de: “Valdés, Valdés, Valdés”, así como el de: “Valdés quédate”, se proclamó una grada que lo venera. Tuvo un inicio difícil, peor, incluso, que su despedida. Una despedida que no se merece el todavía jugador azulgrana. Su partido de despedida llegará, tarde, pero llegará y se convertirá en el mejor adiós posible para un portero de leyenda que cierra una etapa en el Barcelona – a la espera de que acabe la temporada – con 21 títulos en 12 años. Un currículum al alcance de muy pocos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s