El capitán de todos

El capitán de todos

Por Ángel Martínez | @ajmm88

Puyol en la Eurocopa 2008 | FOTO: colgadosporelfutbol.com
Puyol en la Eurocopa 2008 | FOTO: colgadosporelfutbol.com

Quince temporadas en un mismo club dan mucho de qué hablar. Son numerosos años que generan, a su vez, multitudinarias noticias, comentarios u anécdotas de un jugador único e irrepetible. Lo de irrepetible es por sus detalles, lo de único es por su lucha y constancia para mejorar como jugador día tras día. Carles Puyol pone – el 30 de junio acaba su contrato con el Barcelona renunciando a sus dos años de contrato – punto y final a su etapa como jugador azulgrana.

El todavía defensa blaugrana es todo un ejemplo para las nuevas generaciones. Llegó a la masía en 1995 y bajo esa melena que lo caracteriza empezó a subir peldaños hasta convertirse en uno de los mejores centrales de la historia. Empezó en la banda y acabó en el centro. Jugó de defensa, lateral e incluso de extremo. Jamás tuvo un pero de más y siempre ha sido un jugador ejemplar dentro de la cancha. 392 partidos con el Barcelona en Primera División y 100 con La Roja son datos que quedarán siempre fijados en los libros de estadísticas del fútbol español. Su gol en las semifinales del Mundial de Sudáfrica ante Alemania fue el colofón a una carrera meteórica que se agrandó aún más con la consecución de dicho mundial días después en Johannesburgo. Un año después, en Wembley, el capitán entró en el corazón de todos los culés, y de una gran multitud de aficionados al fútbol, cuando se quitó el brazalete de capitán y se lo colocó a Eric Abidal para que fuese él – y no el propio Puyol – el encargado de levantar la 4ª Copa de Europa. Un momento único que define muy bien la calidad humana del ‘5’ del Barcelona y de la Selección Española. Además, el defensa azulgrana se volcó con un malogrado Miki Roqué para que superase un cáncer en la zona pélvica, que finalmente no pudo evitar.

El central siempre supo de sus limitaciones técnicas pero bien resguardadas por un espíritu de lucha y competitividad incomparables. El único lastre de su carrera han sido las lesiones: Hasta 36 lesiones, en lugares diferentes, ha padecido el defensa azulgrana. De esas 36 lesiones ocho han sido en las rodillas. Ha jugado con máscaras y vendas si ha sido posible. Se ha operado de un pómulo y a las 24 horas ha estado entrenando con el equipo. Hechos que demuestran el compromiso total con su club y su selección.

Puyol puede presumir de ser el único jugador en la historia del fútbol que ha levantado seis copas en un mismo año (2009). Además, de esos seis títulos conseguidos entre la temporada 2008-2009 y 2009-2010 hay que sumarles otros 14 más con el Barcelona y dos entorchados con la Selección Española que suman un total de 23 trofeos en 15 años como profesional. Esa larga trayectoria se podría resumir en tres lustros muy diferentes: un primer lustro negro, donde el de La Pobla incluso sonó para fichar por equipos como el Manchester United o Real Madrid. Puyol se hizo un hueco en la zaga culé, primero como lateral y luego como central, pero los títulos no llegaban. Su fichaje por el equipo inglés, muy cerca de hacerse con los servicios del todavía central del Barcelona, no se llevó a cabo y empezó – en 2003 – una primera época dorada para el club. La llegada de Joan Laporta, Frank Rijkaard y Ronaldinho Gaucho en la temporada 2003-2004 generó un cambio profundo en el vestuario e institución culé y todos los males del pasado se borraron tras unos primeros seis meses difíciles.

Entre la temporada 2004-2005, con la llegada de jugadores como Deco, Giuly, Larsson, Eto’o y la eclosión de jugadores como Messi e Iniesta, y la temporada 2005-2006, el Barcelona empezó a ganar títulos y Puyol, afianzado en la zaga como capitán del club, empezó una racha triunfal que aún perdura. Llegaron las dos primeras ligas, las supercopas y la ansiada Liga de Campeones. Levantó hacia el cielo de París una copa que se resistía en Barcelona desde el 92 y tras una final que se recordará por siempre por el mano a mano que tuvo que aguantar él – Puyol – y Rafa Márquez durante 90 minutos con Thierry Henry, una auténtica pesadilla que acabó con final feliz tras los goles de Eto’o y Belletti. Los dos siguientes años los títulos no llegaron y el Barcelona de Rijkaard y Ronaldinho fue sustituido, y mejorado, por el Barcelona de Guardiola.

Puyi, entre 2008 y 2012, con un pequeño parón debido a una lesión grave en 2011, vivió sus últimos mejores momentos como jugador del Barcelona y de la Selección Española. Con La Roja entre 2008 y 2010 consiguió la Eurocopa y el Mundial. Fijo en Austria junto a Marchena y aún más afianzado en Sudáfrica junto a Piqué. Se elevó por encima de Gerard y Khedira  para pegar el testarazo de su vida y meter a España, por primera vez en su historia, en una final mundialista. Del Bosque le pidió por favor que no se fuese, que ahora no fuera el momento, el jugador – entonces con 32 años – quería seguir pero la rodilla le dijo basta. No pudo estar en 2012 en Ucrania y Polonia y tampoco fue de la partida en la Confederaciones. El destino quiso que su imagen perdurase para siempre en el bicampeonato español y, salvo sorpresa, así será. Con el Barcelona de Pep ganó todo lo que podía ganar – 14 títulos de 19 posibles – y en sus últimos dos años con Tito y Martino ha seguido ganando pero jugando cada vez menos. Con Vilanoba participó en 22 partidos y con el ‘Tata’, hasta la fecha, solo en 12.

Las dos últimas temporadas y las continuas lesiones han precipitado la salida de un jugador que aseguró que “por él estaría jugando hasta los 40 años”. El físico no respetó del todo a un jugador que vivía precisamente de el. Comparado con otros grandes jugadores defensivos como el italiano Paolo Maldini, el dorsal ‘5’ del Barcelona se podría retirar para siempre como un gesto de reconocimiento por dar la cara, el brazo, el hombro y las rodillas por un club que lo es todo para él. En una entrevista dijo que el mejor sitio para vivir es Cataluña y él lo ha dado todo por un club que juega allí, en Cataluña. Ahora es el momento que ese club, que juega en Cataluña, dé algo por él, por Puyol, por el capitán de todos, y lo del dorsal no sería para menos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s