El ‘Reichskanzlei’ catalán

El Reichskanzlei catalán

Por Ángel Martínez  |  @ajmm88

F3-BNEl ‘cuento de hadas’ catalán parece que va cogiendo forma, al menos eso es lo que se ha podido ver en los últimos acontecimientos. El ex presidente del Gobierno, José María Aznar comparó el referéndum separatista de Cataluña con ETA. Dicho referéndum se fijó para el 9 de noviembre del 2014 en el comunicado del pasado jueves 12 de diciembre que realizó el presidente de la Generalitat de Catalunya, Artur Mas.

Esta historia que parece no tener fin, afecta – y mucho – a los equipos catalanes de los distintos deportes profesionales. ¿Se imaginan al Barcelona jugándose la liga año tras año ante el Espanyol? ¿Imaginan una liga sin clásico? ¿Imaginan al Barcelona jugando la liga francesa como hace el Mónaco? Son algunas de las preguntas que cualquier aficionado al fútbol se puede realizar hoy día y que no entra en razón de nadie, incluso ni de los propios separatistas. Ya lo ha dejado claro más de una vez el presidente del Barcelona, Sandro Rosell diciendo que “no contempla salir de la liga española”.

Sandro Rosell es listo, muy listo. Al igual que lo era Joan Laporta y lo es Artur Mas. Los dos primeros saben cómo ganarse a los más nacionalistas de Cataluña con su juego de palabras y su publicidad. En apenas una década, entre uno y otro, han politizado mayúsculamente al equipo azulgrana en todos los ámbitos. Las continuas pancartas que suelen aparecen en los clásicos con el famoso lema “Catalonia is not Spain” es ya habitual en los partidos entre azulgranas y merengues y la usan para reivindicar ‘sus tierras’ como ellos mismos aseguran. Artur Mas, sin embargo, sabe que es imposible, tal y como le han dejado claro desde el Gobierno de España, una huida inminente. El señor Mas se ha metido en un jardín sin salida por satisfacer a ERC y a su socio Durán, presidente de Unió (UDC). ¿Su destino? Quizá la cárcel o la inhabilitación política aunque eso son solo hipótesis a día de hoy.

El desafío a España es total, tal y como dijo el Gran Wyoming: “Es un golpe de Estado a la moderna por ello los catalanes usan hasta gafa de pastas”. Sin embargo, el líder de CiU no está solo en el camino. Hay muchos personajes públicos del deporte que le apoyan. Entre ellos se encuentra el ex entrenador del Barcelona, Pep Guardiola. El actual entrenador del Bayern de Munich nunca ha escondido su deseo de que el pueblo catalán decida su futuro. El viernes 13 de diciembre, cuando fue preguntado por lo del futuro referéndum que tendrá lugar en 2014 el catalán fue tajante en su contestación: “No hay acto más democrático. La gente que no esté de acuerdo con la independencia del país tiene una oportunidad única e irrepetible de poder expresarlo. Las leyes cambian leyes y son los pueblos los que lo piden”.

El apoyo de Guardiola a la consulta secesionista le da todavía más morbo al asunto. Sus declaraciones no han pasado desapercibidas en los medios de comunicación aunque nadie ha salido a contestarle. La democracia consiste en eso, en expresar libremente lo que cada uno piensa y ahí, Pep, no tiene por qué esconderse ni retractarse. Es más, nunca se retractó. El de Santpedor cree ciegamente en una consulta y en una independencia que no tienen muy claro desde el propio Gobierno catalán.

Sea como fuere la consulta se encuentra en ‘stand by’ a la espera del de lo que decida el Gobierno de España. Rajoy y Rubalcaba, socios en cuestiones de Estado, están totalmente en contra de una secesión por parte de Cataluña de España. Además, ambos, consideran que la Constitución está por delante y el referéndum no tiene valor ninguno. Mientras tanto, mientras hay o no consulta, mientras los políticos se pegan palos por todos lados, seguirán los actos de reivindicación, las pancartas independentistas, las esteladas, los pitos al himno español en las finales de Copa del Rey y los demás actos nacionalistas que suelen aparecer en el Camp Nou. El estadio azulgrana se ha convertido en el nuevo epicentro del nacionalismo, como si se tratase del nuevo Reichskanzlei en versión catalana. Mientras se deciden los políticos el Camp Nou seguirá siendo la casa del nacionalismo catalán, la ventana a la independencia, el centro donde los españoles se sienten ‘imigrantes’.

Lo peor de todo esto es que un equipo que sigue patrocinando – aunque por detrás de la camiseta – a Unicef, que se considera “Més que un club” y que es la institución deportiva más representativa de Cataluña esté tan politizado e ideologizado por unos incompetentes que solo han conseguido echar para atrás a muchos aficionados que prefieren obviar la política y desterrarla del deporte. Edmundo Bazo, presidente de la Peña Barcelonista de Torrejón, la más numerosa de Madrid (cuenta con 280 socios), así lo afirmó: <<Respetamos los sentimientos de la gente, pero nosotros somos del Barça por sus valores deportivos. Exclusivamente>>.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s