Las dudas del ‘Tata’

foto: fcbarcelona.com

Gerardo Martino tiene el primer gran problema de la temporada. Si en Milán dejó entrever que Cesc y Pedro no forman parte de su once de gala el partido ante el Madrid es la prueba definitiva que el argentino confía, al menos a día de hoy, en los que puso sobre el césped de San Siro. Alexis está por delante de Pedro e Iniesta y Xavi están por delante de Cesc es una realidad más que demostrable.

Hasta la fecha los partidos que se habían disputado no tenían el prestigio y la trascendencia – salvo el de la Supercopa de España y el del Celtic Park – como el del próximo sábado, así como el de Milán. Aunque, si hay que decantarse por un encuentro, la importancia del clásico es superior, al menos en octubre, que el del pasado martes.

Las rotaciones eran necesarias para una plantilla amplia y con muchos efectivos de alto nivel. Las lesiones, el bajo rendimiento de algunos jugadores y la poca confianza que ha depositado el entrenador en algunos jugadores como Tello, Sergi Roberto o Dos Santos, ha despejado muchas dudas de cuál iba a ser el once de Martino cada fin de semana. Se lesionó Alba y no había otra opción que Adriano. Se lesionó Mascherano y se confió en Bartra. Iniesta no estaba bien y jugaba Cesc. Neymar empezó en el banco pero ahí estaba Pedro y Alexis. Se lesionó Messi y apareció el brasileño en plan estrella.

Ante el Milán la primera gran duda ¿Mascherano o Bartra? El argentino llegaba de una lesión y llevaba un mes inactivo. El canterano estaba siendo el mejor del Barça en la zaga en los últimos partidos pero el cartel del partido le relegaba al banco. Puyol en la grada y Piqué cansado de tantos partidos. El error de Mascherano le quitó razón a la elección del ‘Tata’. Ahora está por ver si el ‘jefecito’ volverá a ser de la partida en el clásico o por consiguiente será el joven canterano. Otra opción es Puyol, menos probable pero no deja de ser una hipotética variable más que el ‘Tata’ baraja.

En el mediocampo también hay dudas de cara al próximo clásico: Busquets y Xavi son fijos. El primero es el engranaje entre la defensa y el centro del campo. Determinante con Pep y Tito. Con Gerardo, más de lo mismo. Su presencia es vital para dar salida a la pelota con rapidez. Su juego a dos toques no lo tiene Song, su posible sustituto. El segundo, el ‘6’ azulgrana es quizá el más importante – junto a Messi y Valdés – de los que están disponibles. El juego del Barça no se entiende sin él. Desde 2008 – ya lo fue con Rijkaard en menor medida – es imprescindible en la conducción de la pelota y en el buen juego del equipo blaugrana. Su presencia en el clásico está asegurada. La gran duda está en Cesc e Iniesta. Fábregas, que ha empezado la liga muy enchufado no acaba de ser titular indiscutible debido a que en su posición está Iniesta, el mejor jugador del equipo después de Messi. El de Fuentealbilla cuajó un gran partido en Albacete con la Selección y un notable encuentro ante el Milán. Su presencia en el clásico en el once titular parece segura pero queda la duda de si Martino seguirá o no con las rotaciones. En ese caso, Cesc ocuparía su puesto.

 Las dudas culminan para Martino en la punta de ataque. Con Messi recuperado y Neymar cada vez más integrado en el equipo el puesto que queda se lo pelean Pedro y Alexis. No es menos cierto que el entrenador argentino ha dado bola a todos, incluso se atrevió a dejar a Leo Messi en el banco ante Osasuna y sustituirlo en alguna que otra ocasión. Ante el Milán, el primer gran partido de la temporada, probó con Alexis de acompañante de Messi y Neymar. Ante el Madrid, y tras 70 minutos de desgaste en San Siro, puede que sea Pedro el que ocupe la posición del chileno pero el ‘feeling’ que ha mostrado el argentino con Alexis generan dudas en quién completará el tridente ‘top’ ante el Real Madrid

Un mar de dudas que Martino tiene en la cabeza y que tiene que edificar y controlar de la mejor manera posible en apenas cuatro días. Ganar, empatar o perder no resultaría definitivo. Ponerse a seis, quedarse a tres o empatar a puntos no supondría nada, negativo o positivo, en una liga que aún no ha llegado al 1/3 de la temporada. Pero sí supondría, en caso de ganar, una inyección de moral extra para un equipo que no ha parado de generar dudas, pese a un arranque espectacular, desde el primer día que Gerardo Martino estampó su firma como nuevo entrenador azulgrana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s