psicología subir1

La psicología y el deporte: pura simbiosis

La ayuda que reciben los futbolistas, así como cualquier deportista, por parte de los psicólogos es fundamental para aumentar el rendimiento. Utilizan técnicas para el entrenamiento de habilidades mentales como la concentración, el manejo de estrés o el control de la ansiedad

La psicología en el ámbito deportivo, al igual que en otro contexto de la vida, es básica e imprescindible para las personas. En España, a diferencia de Estados Unidos, se ha creado una especie de estereotipo peyorativo ante la psicología. Aquel, que por un simple problema de estrés o de identidad o ha sufrido un despido en su trabajo, acude al psicólogo en nuestro país lo tachan de trastornado. Cruzando el charco hacia el país norteamericano acudir a un psicólogo, así como a un terapeuta, es corriente entre las personas.

Guardiola en el Camp Nou
Guardiola, ex entrenador del Barcelona, destacó como ‘psicólogo’ del club.

Los deportistas viven en continúa presión debido a todo lo que se juegan a lo largo de los 9 o 10 meses que dura la temporada. El desgaste mental es brutal y la ayuda de un psicólogo se presenta vital durante la campaña. Los jugadores de los grandes equipos necesitan de este staff-técnico para no decaer en momentos claves de la temporada como por ejemplo ante una final de un título nacional o internacional en el cual la concentración tiene que ser máxima y la motivación tiene que estar por los aires. Cualquier desmotivación  puede jugar en contra del jugador y generaría un efecto negativo que llevaría al equipo a perder el partido. La concentración del jugador así como la motivación recae en el psicólogo. Estos, que evitan llamar pacientes a los jugadores, aplican un rol esencial en el deporte ocupándose, entre otras cosas, de la asistencia a deportistas, atletas, equipos como también del asesoramiento a entrenadores y profesores de educación física.

El psicólogo, a través de una serie de funciones,  ayuda al deportista, en este caso al futbolista, a entrenar y potencia las habilidades mentales como las indicadas anteriormente así como la atención, la auto confianza o la comunicación, otra aptitud importante en la vida y mucho más en el ámbito deportivo. Un jugador de fútbol que, en muchos casos, cambia constantemente de equipo, de habitad, amistades, etc. Necesita de una buena comunicación ya que es esencial para trabajar en el campo deportivo, no solo para uno mismo, sino para facilitar el trabajo del entrenador y de su propia integración al grupo.

En menor medida, los entrenadores también requieren de un psicólogo para mejorar sus facultades pero su trato con los jugadores es incluso más importante que la de los propios psicólogos. Vacunan a un vestuario lleno de egos para el bien del grupo y gestionan los cambios para evitar malos comportamientos. Su servicio es esencial para que un equipo funcione y se mantenga en la élite durante un ciclo (unos cuatro o cinco años).

Irene Aceituno, licenciada en Psicología y psicóloga de un equipo de fútbol dice: “El trabajo con el entrenador es fundamental. En un equipo es un fundamental el trato con los compañeros y sentirse parte del grupo pero el trato del entrenador es fundamental. Es más, probablemente no digo que un psicólogo sea indispensable pero el entrenador que tenga una buena base psicológica es fundamental”.

Es esencial también lo que se conoce como coaching deportivo ya que actualmente se trata de la metodología más eficaz para aplicar los fundamentos de la psicología del deporte. Se requiere a un profesional formado en ambas disciplinas, tanto en la psicóloga como en la deportiva. No podemos resumir al coaching deportivo en un entrenador deportivo, en este caso en un entrenador de fútbol, ya que son cosas distintas pero sí podría darse el caso. Irene, en una nueva aportación, lo define como “la labor que lleva a cabo el psicólogo con el deporte, tanto con el entrenado como con el individuo”.

Paul Gascoine
Paul Gascoine cuando militaba en el Tottenham.

A la dificultad de poder definir la palabra ‘psicología’, se puede dejar claro la importancia de ésta en el ámbito del deporte. Aquellos que utilizan las herramientas necesarias para mejorar las habilidades y los comportamientos de los deportistas son tan importantes como los fisioterapeutas cuando estos – los jugadores –, se lesionan de gravedad por lo tanto es imprescindible para un deportista la ‘ayuda’ de un psicólogo. Casos como los de Paul Gascoine o George Best, ex futbolistas que cayeron en la depresión debido al alcohol y las drogas, dejan en entredicho el trabajo de los psicólogos. Pese a esto su aportación al mundo del deporte se considera vital para el rendimiento superlativo de los deportistas incapaces de seguir una línea adecuada durante toda su carrera sin la ayuda de estos sujetos.

FUENTES

Texto: Propio y complementado a través de aportación de Irene Aceituno Hidalgo, Licenciada en Psicología y bibliografías

Imágenes: Fotografías copyleft utilizadas con licencia de Wikimedia (Creative Commons, plataforma asociada a medios de comunicación para la utilización de archivos de licencia CC).

(También hay imágenes en el alojamiento que proporciona WordPress)

Guardiola, pinche aquí

Gascoine, pinche aquí

Vídeo: Propio, subido a mi canal de Youtube. Usuario orei10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s